La expectativa de una fuerte subida de tasas de política monetaria por parte de la Reserva Federal (FED) de los Estados Unidos este miércoles está arrastrando a Bitcoin y al resto de las criptomonedas, en la medida en la que los inversionistas son cada vez más aversos al riesgo y buscan colocarse en títulos de renta fija o mantenerse líquidos.

La principal criptomoneda se hundió este martes hasta un 4% a US$ 18.740 y ayer llegó incluso a US$ 18.250, un valor que sólo había tocado a mediados de junio pasado, luego del colapso del prestamista de criptomonedas Celsius y que coincide con el precio más bajo desde diciembre de 2020.

Por su parte, Ether -el token de la red Ethereum- cayó 2% hasta los US$ 1.330, mientras que otras de las principales criptomonedas como Cardano (ADA) y Avalanche (AVAX) cayeron en proporciones similares.

La caída de las criptos se alinea con una venta masiva en las acciones de Estados Unidos, con las que las criptomonedas se movieron en consonancia durante todo 2022.

“Las criptomonedas están pasando por problemas de crecimiento en este momento. Simplemente no sabemos qué va a ser cuando crezca, por así decirlo", señaló John Porter, CIO y jefe de acciones de Newton Investment Management a Bloomberg.

El interés en los activos digitales cayó en las últimas semanas en las que los inversionistas se preparan para una fuerte volatilidad en los precios ante el anuncio de mañana de la FED, en el que se aguarda un aumento de la tasa de interés para combatir las presiones de los precios.

De momento se espera que la suba de tasas sea idéntica a la última -de 75 puntos básicos- aunque no se descarta una suba de 100 puntos básicos luego de los últimos datos de inflación que fueron peores a los proyectados.

En lo que va del año, la entidad dispuso una suba en las tasas de interés de referencia de 25 puntos porcentuales en marzo, 50 en mayo, 75 en junio y otros 75 en julio, llevándola de niveles cercanos a cero a un rango de entre 2,25% y 2,50%.

Los mayores costos de endeudamiento que implica esta decisión están minando la liquidez de la que dependen las criptomonedas para financiar su expansión.

“Es una inversión más especulativa y en este momento los inversionistas se preocupan más por la confiabilidad y los flujos de efectivo y todo eso. En nuestra opinión, ese no es un telón de fondo que cambie para el próximo año. Por lo tanto, vemos más riesgo a la baja en los activos de riesgo y las criptomonedas serían parte de ese mercado", señaló Matt Miskin, codirector de estrategia de inversiones de John Hancock Investment Management, en una entrevista.

Las caídas se produjeron a pesar de que la empresa de software MicroStrategy Inc. -famosa por impulsar la compra de Bitcoin como reserva de valor- informó hoy haber comprado alrededor de US$ 6 millones en BCT entre el 2 de agosto y el 19 de septiembre.

"Los mercados, tanto criptográficos como más amplios, están en modo de riesgo macro total antes del anuncio de tasas esta semana", dijo Ilan Solot de Tagus Capital.

“No creo que la compra de MicroStrategy mueva mucho la aguja. Aún necesitamos un catalizador positivo para marcar la diferencia en el sentimiento", agregó. (Télam)