El gobierno de la provincia de Buenos Aires logró renegociar y mejorar las condiciones de un préstamo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) por US$ 110 millones, para finalizar las obras del Proyecto de Apoyo a la Gestión Integral de la Cuenca del Río Salado, y ya se iniciaron los trabajos para licitar las tareas, se informó oficialmente.

"Originalmente, la entidad europea iba a financiar una de las etapas del Tramo IV en la Cuenca del Río Salado, que actualmente se lleva adelante gracias a la inversión del Gobierno nacional”, consignó en un comunicado el gobierno bonaerense.

Asimismo señaló que “por dicha razón, el préstamo recuperado por el Estado bonaerense se reorientará para los trabajos del Tramo V”.

“Una vez finalizadas las obras, se obtendrá un cauce totalmente saneado, desde el inicio hasta la desembocadura del Río, y se podrá responder de manera eficaz a los riesgos de inundaciones y sequías en la zona", afirmaron voceros oficiales.

Durante este año se retomaron las negociaciones por parte de los ministerios de Infraestructura y de Hacienda bonaerenses para recuperar las negociaciones discontinuadas por la gestión anterior. Como resultado de las gestiones se lograron mejorar las condiciones financieras que se establecían y se firmó el contrato.

"Luego de mucho tiempo y de extensas negociaciones dimos el primer paso para la implementación de este nuevo préstamo con el BEI, que nos permite garantizar el financiamiento para completar la ampliación de cauce del Río Salado que estaba prevista en el Plan Integral", destacó la Responsable de la Unidad de Coordinación y Ejecución de Proyectos de Obra (Ucepo), Nayla Siancha. (Télam)