El Banco de Valores dio hoy el primer paso para desarrollar actividades orientadas a inversores y empresas en Uruguay, tras llegar a un acuerdo con los referentes de la Sociedad Anónima Uruguaya (SAU) para comprar la totalidad de sus acciones.

Según anunció la entidad financiera, el objetivo de la adquisición de estos activos será reforzar su posición global en el negocio de banca de inversión.

"La adquisición de la SAU tiene por objeto la administración de fondos de inversión y fideicomisos en el país vecino y se estima que estará operativa durante el primer semestre del 2021, luego de que el Banco Central de Uruguay apruebe la documentación correspondiente", detalló el Banco de Valores en un comunicado.

“Esta iniciativa tiene como pilar fundamental aprovechar al máximo la experiencia y liderazgo del Banco de Valores, para desarrollar el negocio fiduciario y de fondos comunes de inversión en el país, lo que permitirá captar nuevos inversores de dicho mercado y reforzar la posición global del banco en el negocio de banca de inversión”, expresó el presidente de la entidad, Juan Ignacio Nápoli.

El Banco de Valors es, actualmente, el principal organismo fiduciario financiero de la Argentina, con más de 1.387 operaciones por $180.328 millones, al ofrecer una estructura de financiamiento a través del mercado de capitales a distintos sectores de la economía. (Télam)