La hacienda se negoció a la baja hoy en el Mercado de Liniers, en el segundo día de operaciones tras el cese de comercialización por parte de la Mesa de Enlace, y el índice general de precios se ubicó 6% por debajo de lo registrado ayer.

De esta manera, los valores recortaron casi la totalidad de la suba de ayer, al pasar de $177,86 por kilo a $167,17.

En las categorías de consumo, el índice novillo pasó de $190,66 por kilo de ayer a $184,83, con una oferta máxima de $205.

En el caso del novillito, el promedio cayó de $201,66 a $196,27 por kilo.

Según explicó a Télam en presidente de la Cámara de Matarifes y Abastecedores (Camya), Leonardo Rafael, la baja se dio por "la resistencia que hay en los mostradores" al público.

"Las ventas no están, los mostradores no acompañaron ese precio y la gente no consume dado el poco poder adquisitivo. Hay que pensar que el volumen más grande siempre fue en el conurbano, en el segundo y tercer cordón y en esa zona el poder adquisitivo está destruido", remarcó Rafael.

En este sentido, concluyó: "Al haber oferta se para la compra en cuanto a valores y empiezan a disminuir. Es lo que está pasando". (Télam)