Los precios de la soja cerraron hoy con caídas en sus contratos más cercanos en el mercado de Chicago, mientras que el maíz y el trigo finalizaron con ganancias tras la presentación del informe mensual del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

La posición de julio de la soja retrocedió 1,18% (US$ 6,80) hasta los US$ 567,32 la tonelada, en tanto la de agosto cayó 0,85% (US$ 4,78) para concluir la jornada a US$ 554,83 la tonelada.

Los fundamentos de la baja en los contratos más próximos radicaron en que el USDA recortó sorpresivamente sus estimaciones para el uso industrial del cereal, lo cual decantaría stocks a final de campaña mayores a los previamente estimados.

Desde la Bolsa de Comercio de Rosario destacaron que más allá de la merma verificada en los contratos de corto vencimiento, el detalle a tener en cuenta es que los "más lejanos registraron subas, apuntalados por el clima cálido y seco que afecta a las regiones del medio-oeste norteamericano".

Los subproductos de la soja acompañaron la tendencia negativa, con un freno del aceite en su contrato de julio del 1,57% (US$ 24,91) hasta los US$ 1.553,35 la tonelada, mientras que la harina decreció 1,24% (US$ 5,29) para posicionarse en US$ 420,63 la tonelada.

Por su parte, el maíz marcó un incremento del 1,19% (US$ 3,25) hasta los US$ 275,18 en el contrato de julio, debido a que "el USDA incrementó sus proyecciones para la demanda producto de mayores exportaciones estimadas y un aumento en el uso del cereal para la producción de etanol".

Por último, el trigo en su contrato más cercano ganó 0,21% (US$ 0,55) y se ubicó en US$ 251,24 la tonelada, luego de que las previsiones del USDA se encontraran en línea con lo esperado por los operadores.

No obstante, las posiciones más largas ajustaron a la baja. (Télam)