Los granos comenzaron la semana con bajas en el mercado de Chicago presionados por las lluvias importantes en áreas afectadas por la sequía en Argentina.

El contrato de marzo de la oleaginosa cayó 1,07% (US$ 5,97) hasta los US$ 547,57 la tonelada, a la vez que el de mayo lo hizo por 0,96% (US$ 5,33) para posicionarse en US$ 545,47 la tonelada.

Los fundamentos de la baja radicaron en las lluvias que recibió gran parte del área agrícola en Argentina afectadas por el clima seco.

"Aliviaron las preocupaciones sobre el daño en la producción de soja de nuestro país, clave exportador de la oleaginosa a nivel mundial, lo que redundó en presiones bajistas para el poroto norteamericano", indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Además, "ya se viene descontando en el mercado de la soja una cosecha récord en Brasil, que puede hacer más competitiva a la oleaginosa de éste país respecto a la soja estadounidense, lo que sigue sumando presión bajista sobre los precios, señaló la entidad bursátil.

La harina acompañó la caída del poroto con un retroceso del 0,38% (US$ 1,98) hasta los US$ 509,15 la tonelada, mientras que el aceite subió 0,11% (US$ 1,54) y se ubicó en US$ 1.367,73 la tonelada.

Por su parte, el maíz tuvo una merma del 1,47% (US$ 3,94) y cerró a US$ 262,29 la tonelada, también por las lluvias acontecidas en Argentina y el pronóstico de nuevas precipitaciones para la próxima semana.

Según la BCR, esto "será muy bienvenido para los cultivos después de la sequía que ha sido un factor alcista importante en el mercado en las últimas semanas".

Por último, el trigo perdió 2,89% (US$ 7,90) y se ubicó el cierre de la jornada en US$ 264,55 la tonelada, como consecuencia de las caídas registradas en los granos antes citados, sumado a que en Estados Unidos se produjo una "buena combinación de lluvia y nieve en las llanuras del sur, lo que es positivo para el cultivo y podría mejorar la performance de la cosecha triguera estadounidense". (Télam)