Los reclamos iniciales de subsidios al desempleo en los programas estatales regulares en Estados Unidos disminuyeron en un número de 38.000, hasta 406.000 en la semana que terminó el 22 de mayo, según informó hoy el Departamento de Trabajo en Washington.

La disminución en los reclamos muestra que la recuperación del mercado laboral avanza a medida que se alivian las restricciones pandémicas y como consecuencia de un vasto plan de vacunación.

El informe oficial da cuenta que "se espera que la contratación continúe aumentando en los próximos meses a medida que más estadounidenses viajen y reanuden sus actividades".

Aproximadamente 15,8 millones de personas recibieron ayuda por desempleo a través de uno de varios programas de beneficios durante la semana del 8 de mayo, el último período para el que hay datos disponibles, según el informe oficial.

Casi 12 millones de personas, están recibiendo ayuda a través de uno de esos programas federales. Uno de ellos proporciona pagos a los trabajadores autónomos y los trabajadores autónomos, que nunca antes habían sido elegibles para la ayuda por desempleo.

El otro programa beneficia a las personas que han estado desempleadas durante más de seis meses. Ambos están programados para finalizar el 6 de septiembre.

El gobierno dice que 9,8 millones de personas están desempleadas. Pero eso no incluye a varios millones que perdieron sus trabajos en la pandemia, dejaron de buscar trabajo y no se cuentan como desempleados.

Washington, Nueva Jersey y Florida lideraron las mayores caídas de los pedidos de subsidios, la semana pasada, según muestran los datos oficiales. (Télam)