El precio del barril de petróleo registró hoy una marcada caída en Nueva York como consecuencia de los problemas de producción, el inicio de un posible ciclo recesivo y a las nuevas restricciones y confinamientos dispuestos en China, el mayor importador de crudo del mundo.

El barril de la variedad WTI retrocedió 2% y se pactó en 118,60 dólares; mientras que el tipo Brent bajó 1,2% y se negoció en 120,80 dólares, según cifras suministradas por el New York Mercantil Exchange (NYMEX).

En el primer tramo de la jornada el petróleo operó en alza después de confirmarse que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) redujo en mayo sus bombeos hasta 28,51 millones de barriles diarios, unos 176.000 barriles diarios menos que el volumen de crudo extraído en abril.

De manera puntual, la producción de crudo cayó en Libia, Nigeria, Irak, Gabón e Irán, señaló hoy la OPEP en su informe mensual.

Con el paso de las horas la tendencia cambió y el precio pasó a signos negativos, ante el temor a una recesión en EEUU por la política de la FED de incrementos de tasas de interés para contener la inflación y por los nuevos confinamientos en China.

Otro elemento que impactó en el precio del crudo, según la agencia Bloomberg, fue la existencia de un proyecto -impulsado por un senador demócrata de Oregón- que contempla la posibilidad de fijar una sobretasa del 21% a las ganancias extraordinarias de las compañías petroleras.

Hoy, el precio de los contratos de futuros de gas para julio cayeron 15,5%, para cerrar en 7,28 dólares a boca de pozo, su precio más bajo en cinco semanas, tras un incendio en unas instalaciones de la compañía Freeport LNG, dedicada a la exportación.

Finalmente, el oro registró su quinta caída consecutiva de precios y se negoció a 1.810 dólares lo que equivale a una baja de 1,2%. (Télam)