El proceso de siembra de soja en el centro y norte de Santa Fe continuó esta semana hasta llegar a casi 800.000 hectáreas entre lotes de primera y de segunda, en tanto la recolección de trigo llegó a las 188.000 hectáreas, lo que representa la mitad de lo implantado para la presente campaña, afirmaron hoy voceros del sector.

El informe semanal que confeccionan el Ministerio de la Producción provincial y la Bolsa de Comercio de Santa Fe indica que hasta el momento se sembraron 712.500 hectáreas de soja de primera, es decir, el 75% de lo proyectado por los productores este año.

Esas estimaciones, de implantar 950.000 hectáreas, representan un aumento de entre 1,5 y 2% en relación con la campaña anterior, cuando se sembró soja de primera en 935.000 hectáreas.

Respecto de la soja tardía o de segunda, esta semana se llegó a cubrir unas 82.500 hectáreas, lo que representa un 15% del total estimado por los productores, que asciende a 550.000 hectáreas.

En lo que respecta al trigo, "los escenarios de estabilidad climática beneficiaron el pleno desarrollo del proceso de trilla en todo el área, con lo cual se logró un progreso del 50% de la superficie sembrada, con unas 188.000 hectáreas recolectadas y un adelanto intersemanal de 25 puntos".

Según se informó, los rendimientos promedio obtenidos "reflejaron el impacto de las lluvias heterogéneas, irregulares y variables que se produjeron en alguna etapa del ciclo del cereal".

Click to enlarge
A fallback.

Los rendimientos fueron desde mínimos de 8 quintales por hectárea a máximos de entre 38 y 40 quintales en la zona norte (departamentos 9 de Julio, Vera y General Obligado), donde se llegó a un grado de avance del 85%.

En cuanto a la zona centro, en los departamentos San Cristóbal, San Justo, San Javier y Garay hubo valores mínimos de entre 10 y 13 quintales y máximos que superaron los 40 y hasta 43 quintales, con un grado de avance del 65%.

En la misma zona, pero en los departamentos Castellanos, Las Colonias y La Capital, hubo registros mínimos de entre 17 y 22 quintales por hectárea, y máximos que superaron los 40 quintales, con un grado de avance del 45% de los lotes.

La zona sur mostró los mejores rindes de todo el distrito, en los departamentos San Martín y San Jerónimo, donde hubo valores mínimos promedio de 35 a 38 quintales por hectárea, máximos que superaron los 48 a 50 quintales, con lotes puntuales de 56 quintales y un grado de avance del 35%.

En cuanto al girasol, fue una semana donde en general los girasoles presentaron muy buen estado, desarrollándose en forma normal y con adecuado contenido de humedad en los perfiles de los suelos.

Los días soleados permitieron el trabajo de los insectos polinizadores en los lotes sembrados en fechas más tempranas y que transitaban el proceso de floración.

En cuanto al aspecto sanitario, hasta el momento no se detectaron plagas ni enfermedades, pero prosiguió el monitoreo de los predios. (Télam)