La Secretaría de Energía autorizó a la empresa Transportadora Gas del Norte (TGN) a iniciar las obras necesarias sobre el Gasoducto Norte que opera para aumentar la capacidad de reversión del sentido de su flujo.

La medida se da en virtud del avance de las obras del gasoducto troncal Néstor Kirchner cuya finalización de la primera etapa está prevista para junio de este año, que permitirá incrementar la disponibilidad de gas en el sistema.

A la vez se tiene en cuenta la caída de producción y abastecimiento al sistema nacional del gas producido en Bolivia, por lo que en mediano plazo se estima se podrá sustituir con producción de la formación no convencional de Vaca Muerta.

TGN presentó el 12 de enero el pedido de autorización para construir, instalar, ejecutar y financiar con fondos propios, o contrayendo deuda financiera, obras sobre el Gasoducto Norte para aumentar la capacidad de reversión del sentido de su flujo.

Las tareas forman parte de la obra Reversión del Gasoducto Norte del Programa Sistema de Gasoductos “Transport.Ar Producción Nacional”.

El Gobierno consideró que las estimaciones del sector prevén un incremento en la producción de gas natural para los próximos meses, dado el éxito alcanzado en la ronda de concursos públicos del Plan Gas IV y V que permitirán incrementar la oferta al sistema.

En base a esa proyección de producción incremental "resulta prioritario y urgente la realización de proyectos de infraestructura como la reversión del Gasoducto Norte para ampliar el sistema y capacidad de transporte de gas natural, evitando congestionamientos que impidan capitalizar nuevas inversiones en el desarrollo gasífero", consideró la Secretaría.


(Télam)