El incremento de la demanda de tecnología informática por la pandemia generó problemas de abastecimiento en la industria del sector, advirtieron desde la Cámara Argentina de Distribuidores Mayoristas de Informática, Productores y Afines (Cadmipya).

"El principal problema que existe en el sector es el aprovisionamiento", asegura Alejandro Boggio, nuevo presidente de la entidad, que prepara una nueva edición de Pulso IT, evento que se realizará bajo la modalidad virtual con un cierre presencial en el Centro de Convenciones de la Ciudad de Buenos Aires.

La demanda de laptops, máquinas de escritorio, baterías y otros tuvo un crecimiento de casi 60% durante el aislamiento; debido a aquellos que trabajaban en oficinas debieron hacerse de espacios adaptados en sus propios hogares para continuar con sus tareas.

“El principal problema que existe en el sector es el aprovisionamiento”, afirmó y precisó: "Existen faltantes de componentes en el mundo y eso, afecta a la producción de toda clase de equipos".

Adicionalmente, existe un problema logístico de encarecimiento de fletes, tanto aéreos como marítimos, disminución de frecuencias y demoras en puertos, que prolongan los tiempos de entrega.

En ese contexto, también afirmó que son varios los socios que han iniciado o retomado la fabricación de notebooks y PCs, o están en proceso de comenzar.

Según Boggio, “se está viendo de a poco una normalización en la oferta y demanda, con consumidores más cautelosos a la hora de tomar decisiones de compra, a empresas retomando proyectos y una mayor disponibilidad de productos en el país”.

Entre los principales desafíos que afrontan los distribuidores mayoristas de tecnología en Argentina se encuentran la falta de productos competitivos a nivel nacional y una demanda que se expuso durante la pandemia, explicaron desde la entidad.

Empresas y trabajadores independientes debieron salir a buscar equipos y elementos para sostener sus operaciones en el aislamiento, y también las familias que tuvieron que incorporar a sus hijos a la nueva modalidad de educación en casa.

Ante ese nuevo escenario, el mercado local aún no se encontraba preparado para recibir ese nivel de necesidades.

Al respecto, Boggio explicó: “Trabajamos sobre las problemáticas del mercado, como así también conversamos con organismos del Gobierno y el BNA, apoyando iniciativas oficiales de provisión de equipos esenciales para trabajar y estudiar durante la pandemia”.

“Desde la Cámara siempre estamos buscando alternativas de financiamiento, tanto para el canal como para el consumidor final; el crédito seguirá siendo no solo una herramienta, sino una necesidad para generar negocios”, consideró el directivo.

Al respecto de Pulso IT, el ejecutivo reveló que se podrá escuchar a especialistas en temas de infraestructura, ciberseguridad, criptomonedas, fintech, economía y management, entre otros.

“La idea es seguir buscando alternativas que permitan hacer crecer al sector informático en su totalidad”, finalizó. (Télam)