El ministro de la Producción, Ciencia e Innovación Tecnología de la provincia de Buenos Aires, Augusto Costa, dijo hoy que "cada argentino consume 15 kilogramos menos de carne por año" y resaltó la decisión del Gobierno nacional de suspender por 30 días las exportaciones de carne vacuna para contener la presión sobre los precios de los últimos meses.

"El 20% del gasto en alimentos es en productos de la carne. Fíjense lo que representa este producto para nuestra alimentación, desde el año 2015 hasta ahora en Argentina en promedio se pasó de consumir 58 kilogramos de carne por año a 43", aseveró el exsecretario de Comercio de la Nación.

El funcionario precisó que "cada argentino consume 15 kilogramos menos de carne por año y esto habla de la situación de desmadre de un mercado que privilegiando la rentabilidad de algunos de los segmentos del sector, sobre todos los más concentrados, desabasteció el mercado interno y a partir de los precios que se están pagando hoy por los alimentos impide el acceso de muchas familias a bienes esenciales".

En declaraciones al canal C5N, Costa destacó que la principal preocupación del Gobierno nacional y provincial "es cuidar el bolsillo de la gente, preservar el poder adquisitivo" y manifestó que la medida adoptada por el presidente de la Nación, Alberto Fernández " es para garantizar el acceso a uno de los bienes esenciales de la canasta de consumo de las familias".

En relación a las protestas del sector por la medida anunciada, dijo que "cuando se habla del campo hay que aclarar que es un sector muy heterogéneo, no es lo mismo el gran terrateniente que el pequeño productor."

Costa sostuvo que quienes se arrogan la representación de los intereses del sector, "particularmente algunos referentes de la mesa de enlace, están tratando de disfrazar intereses sectoriales y de algunos sectores muy concentrados como si fuesen intereses de la sociedad".

"¿A quién lastiman suspendiendo la comercialización de carne e impidiendo que el mercado funcione como corresponde? A la mayor parte de la gente que necesita estos alimentos para poder vivir", acotó.

El ministro también indicó que "no son las respuestas adecuadas, y el Presidente lo que dijo ayer fue que se van a suspender las exportaciones de carne que pasaron del 7% de la producción al 30%".

"Todo esto que se dejó de consumir es lo que estamos exportando para ordenar el mercado y encontrar salidas. No es una medida definitiva que pueda generar impacto en el sector, es una medida transitoria para devolver a la mesa de los argentinos lo que necesitamos para poder atravesar este momento”, concluyó.

(Télam)