La audiencia pública que permite analizar la actualización tarifaria de los servicios de transporte y distribución de gas natural pasó esta noche a un cuarto intermedio hasta mañana, luego de cumplir una segunda jornada de casi 13 horas de debate y más de un centenar de oradores.

Las autoridades de la audiencia convocada por el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), decidieron minutos antes de las 22 pasar a un cuarto intermedio hasta mañana a las 9, para dar la posibilidad a los oradores inscriptos que no pudieron conectarse a la plataforma de streaming, que puedan exponer en un último llamado.

Durante la jornada de hoy expusieron representantes de asociaciones de consumidores, entidades de bien público, cámaras empresarias locales y regionales, directivos de distintas uniones industriales del país, sindicatos, asociaciones profesionales, cooperativas de trabajo, clubes, pymes y usuarios particulares.

El objeto de las presentaciones es analizar la adecuación transitoria de las tarifas de los servicios públicos de transporte y distribución de gas natural por redes, con la premisa de poner a consideración el Régimen Tarifario de Transición por el Decreto 1020 -el que determinó el inicio de la renegociación de la RTI vigente.

Para ello, ayer, las empresas transportistas y distribuidoras del sector propusieron aumentos promedio de hasta 15% en las facturas que reciban los clientes, como parte del proceso de definición de una tarifa transitoria que permita durante los próximos dos años discutir una nueva revisión integral de los cuadros tarifarios.

Las empresas alcanzadas por la audiencia son Transportadora Gas del Norte (TGN) y Transportadora Gas del Sur (TGS), las distribuidoras Naturgy Ban, Metrogas, Gasnor, Camuzzi Gas Pampeana, Camuzzi Gas del Sur, Gas del Centro, Gas Cuyana, Litoralgas, GasNea y la subdistribuidora Redengas.

En la apertura de las dos jornadas, el interventor del Enargas, Federico Bernal, explicó que el objetivo del Gobierno es alcanzar "tarifas para la equidad distributiva y la sustentabilidad productiva".

En ese sentido, Bernal enfatizó que el objetivo del Gobierno nacional es "poder alcanzar en materia de servicios públicos de gas por redes y electricidad, tener en la Argentina tarifas justas, razonables y asequibles, esto es, que se puedan pagar; tarifas para la equidad distributiva y la sustentabilidad productiva". (Télam)