El secretario de Política Tributaria, Roberto Arias, aseguró que desde el Gobierno nacional “apuntamos a mejorar la sostenibilidad fiscal con una mayor progresividad del sistema tributario”.

Arias formuló estas declaraciones en la Reunión de Ministras y Ministros de Finanzas de América Latina, realizada ayer de manera virtual, en el marco del XXXIII Seminario Regional de Política Fiscal de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Durante el encuentro, Arias explicó que en el contexto de pandemia la Argentina ejecutó una serie de medidas fiscales de mitigación como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) que, además de apoyar los ingresos de la población, se buscó que “esas medidas de corto plazo no pongan en riesgo el proceso de mejora de la sostenibilidad fiscal de largo plazo que nuestro país necesita”.

En paralelo, detalló las medidas tributarias más importantes implementadas durante el 2020 como la suspensión de la reducción del Impuesto a las Ganancias de las Empresas que se había establecido en 2017, en la cual se esperaba que la alícuota bajara al 25% y se mantuvo al 30%; la suspensión de la política de reducción sobre la nómina salarial y el aumento de los Bienes Personales que creció del 0,15 al 0,76 puntos del PBI.

Asimismo, se refirió a la aprobación por parte del Congreso de la ley de Aporte solidario y extraordinario a las grandes fortunas, y agregó: “esperamos este año tener una recaudación cercana a un punto del PBI”.

Sobre los proyectos en carpeta, el secretario mencionó la modificación del Impuesto a las Ganancias de las empresas, que el lunes pasado trató la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, y destacó que este tributo “nos va a permitir recuperar la recaudación con un impuesto que es central para nuestro sistema tributario y apoyar, a la vez, a las pymes que tienen un efecto dinamizador en la economía”.

Por otro lado, sobre el programa económico del año en curso, Arias resaltó que “el Presupuesto 2021 se contempla un impulso fiscal porque nos parece importante que sea un factor dinamizador de la economía”, al tiempo que explicó: “seguimos manteniendo un esquema de flexibilidad para lidiar con posibles agravamientos de la situación de la pandemia”.

"Seguimos con la idea de la recuperación y la estabilidad macroeconómica con dos ejes que son centrales: reducir el financiamiento monetario del déficit y continuar con la reconstrucción del mercado de deuda soberana”, añadió.

Finalmente, Arias sostuvo que “la pandemia nos recordó que nadie se salva solo", y que "es necesario que todos los países unamos esfuerzos para alcanzar las metas compartidas".

“Como dice nuestro Presidente Alberto Fernández, es hora de dar un paso más y pensar y trabajar para hacer de nuestra Patria la casa común que deseamos”, concluyó. (Télam)