El secretario de Política Tributaria, Roberto Arias, dialogó hoy con representantes de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi) y de los desarrolladores y asociaciones empresarias de la vivienda, sobre los avances del nuevo Régimen de Incentivo a la Construcción .

Arias manifestó el interés del Gobierno en “difundir los beneficios del programa de normalización para que el sector pueda promover la compra de inmuebles de proyectos inmobiliarios construidos con los fondos exteriorizados”, informó el Ministerio de Economía, a través de un comunicado.

Por su parte, el presidente de CAMESI, Alejandro Ginevra, calificó a la reunión como “muy positiva” al manifestar que se planteó “la necesidad de que el mercado inmobiliario argentino sea un motor para impulsar la actividad económica y productiva del país".

En la misma línea, el director ejecutivo de la entidad, Mariano García Malbrán, sostuvo que “el sendero de recuperación económica solo es posible trabajando en conjunto y articuladamente”.

Los encuentros se realizaron luego de la reunión que Arias mantuvo esta semana con la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), en la que se dialogó sobre los principales lineamientos del régimen y los plazos para ingresar al Programa de Normalización para Reactivar la Construcción, vigente hasta el 9 de julio .

Entre los beneficios más importantes que establece el Régimen se encuentran las exenciones del Impuesto sobre los Bienes Personales de las inversiones destinadas a la construcción de inmuebles nuevos durante dos años y crédito fiscal para computar contra el Impuesto sobre los Bienes Personales igual al 1% de las inversiones realizadas en construcción.

Además, se propone adecuar el momento del pago de los tributos sobre las transacciones inmobiliarias (Impuesto a las Ganancias e Impuesto a la Transferencia de Inmuebles, según corresponda), al momento de percibir los ingresos por la inversión, y adecuar el monto imponible a su evolución en términos reales.

El régimen también establece que a quienes declaren voluntariamente activos en moneda nacional o extranjera y los destinen a obras nuevas en el marco de la ley, se les cobrará un único impuesto (con alícuota creciente en el tiempo) y se les otorgará un “bloqueo fiscal” respecto a impuestos omitidos que eventualmente pudieran corresponder por esos fondos.

El plazo para ingresar al Programa de Normalización para Reactivar la Construcción Federal Argentina a través de AFIP es hasta el 9 de julio de este año

Si la inscripción es anterior al 9 de junio la alícuota del impuesto especial a abonar será del 10% y del 20% si esta ocurre entre el 10 de junio y hasta el 9 de julio. (Télam)