Los equipos técnicos de Argentina y México retomaron las reuniones sobre aspectos comerciales de la relación bilateral, encabezados por el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, y su par del país del norte la subsecretaria de Comercio Luz María de la Mora.

Con un intercambio bilateral de US$ 1.383,4 millones alcanzado en 2020, menos de la mitad que siete años atrás, ambos países buscan revitalizar el intercambio.

La Cancillería Argentina informó esta tarde que el encuentro fue una consecuencia del mandato establecido por los presidentes de ambos países, Alberto Fernández y Andrés Manuel López Obrador, en el marco de la visita del mandatario argentino en marzo de este año.

Las discusiones en esta oportunidad contemplaron el intercambio de posiciones iniciales en relación con el comercio de agroalimentos, sector automotriz, habilitaciones sanitarias, compras públicas, inversiones y comercio electrónico, entre otros temas.

Los equipos técnicos de ambos países mantendrán en los próximos días discusiones focalizadas en cada uno de los temas que componen la relación comercial bilateral, anticiparon fuentes del sector.

Ambas partes reiteraron la prioridad que otorgan a esta relación y la necesidad de llevarla a un nuevo nivel de integración entre ambas economías, acorde con la sintonía política existente entre la Argentina y México.

La visita oficial que encabezó el presidente a México tuvo un capítulo comercial en el que se buscó revitalizar el intercambio bilateral, que refleja un gradual deterioro desde 2013, y a la vez equilibrar el déficit para la Argentina, que en 2020 alcanzó los US$ 507 millones.

La relación comercial entre México y Argentina, segunda y tercera economías de latinoamérica respectivamente, es estratégica por el tamaño de sus mercados y se enmarca en el Acuerdo de Complementación Económica N°6 (ACE 6) y el Acuerdo de Complementación Económica N° 55 (ACE 55).

A pesar de ese marco estratégico, ambos países alcanzaron en 2020 un intercambio bilateral de US$ 1.383,4 millones, de las cuales para la Argentina fueron exportaciones por US$ 437,8 millones e importaciones por US$ 945,6 millones, con un déficit de 507,8 millones, de acuerdo con cifras oficiales.

Las cifras no sólo reflejan el bajo nivel de interrelación comercial de ambos países con fuertes lazos históricos y culturales, sino que también evidencian una retracción sostenida desde 2015, cuando la balanza comercial sumó un total de US$ 2.553 millones.

El resultado alcanzado en 2020 fue a la vez, mucho menos de la mitad del logrado en 2013, cuando el intercambió comercial sumó un total de US$ 3.133 millones. (Télam)