El Gobierno nacional, a través del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, y en conjunto con carteras agropecuarias de países de la región, exhortó a la Organización Mundial de Comercio (OMC) a "avanzar con rapidez y determinación" en la implementación de reformas que permitan eliminar las distorsiones que existente en el comercio agroindustrial.

Al respecto, el subsecretario de Coordinación Política del Ministerio, Ariel Martínez, destacó el trabajo coordinado al respecto con Brasil, Uruguay, Paraguay y Chile, al sostener que "lo que acordamos para la OMC es una prolongación de los trabajos que ya hicimos para la Cumbre de Sistemas Alimentarios, el G20 y para la COP26 donde el presidente Alberto Fernández ha dicho con claridad que la agrobioindustria es parte de la solución a los desafíos de la sostenibilidad".

"Necesitamos seguir construyendo posicionamientos regionales frente a los desafíos que nos plantea la agenda de los próximos años. Necesitamos reglas de juego claras y sin distorsiones para aprovechar todo el potencial de nuestro sector", completó Martínez en un comunicado de prensa.

La Declaración del Consejo Agropecuario del Sur (CAS) exhortó a la OMC a "crear condiciones más equitativas para el comercio internacional" y "eliminar las distorsiones actualmente vigentes".

"Será necesario avanzar en mejoras sustanciales en el acceso a los mercados de los productos agrícolas, que continúan viéndose afectados por barreras arancelarias y no arancelarias sin fundamento científico", resaltó el documento rubricado por el ministro nacional Julián Domínguez junto sus pares de Brasil, Teresa Correa da Costa Dias; de Chile, María Emilia Undurraga; de Paraguay, Santiago Bertoni; y de Uruguay, Fernando Mattos. (Télam)