El consumo de huevos en la Argentina creció 5,16% en 2022 respecto al año anterior, con 314 unidades per cápita al año, y alcanzó el cuarto puesto a nivel mundial entre los principales países con mayor ingesta de este producto, informó hoy la Cámara Argentina de Productores Avícolas (Capia).

De esta manera, el país cerró el año pasado por detrás de México, Japón y Colombia en el ranking mundial de consumo de la proteína animal.

"Este es un reconocimiento a un trabajo incesante de los últimos 15 años para impulsar el crecimiento sostenido del consumo de este alimento clave por parte de los argentinos, que tiene beneficios comprobados para la salud humana y que se produce respetando todas las regulaciones y recomendaciones establecidas a nivel global, haciendo mucho foco y cuidado en el medio ambiente", dijo el presidente de Capia, Javier Prida.

El aumento del consumo estuvo acompañado por un crecimiento en la producción del 8,68% interanual hasta las 15.291.599.080 unidades, como consecuencia de incremento en el número de aves en postura del 8,46% respecto a 2022 hasta alcanzar los 51,6 millones de animales.

Del total de huevos producidos, el 96,8% (unas 14.603.500.000 unidades) tuvieron como destino el mercado interno, mientras que el restante 3,2%, equivalente a 688.099.080 huevos fueron exportados, lo que significó un aumento interanual en los despachos del 17% con destino a más de 50 mercados internacionales actualmente operativos.

Por otro lado, Capia informó que la industria avícola consumió 1,5 millones de toneladas de maíz y 500.000 de soja el año pasado y empleó a18.000 personas en forma directa y 12.000 indirecta.

Por último, el comunicado de la entidad empresaria marcó que Argentina "cuenta con más de 1.000 granjas avícolas en actividad ubicadas en 18 provincias del país, siendo la más importantes Buenos Aires con el 40%, Entre Ríos con el 27%, Córdoba con el 9%, Mendoza con el 5% y Salta con el 4,5%, entre las principales". (Télam)