La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) puso en marcha un amplio operativo de fiscalización, a través de múltiples controles que se realizan de manera simultánea en corredores cerealeros y puertos, para identificar y combatir maniobras de contrabando y evasión en la comercialización de granos.

Esas acciones, supervisadas por el director de ARBA, Cristian Girard, se extienden en horario diurno y nocturno en rutas, caminos y accesos en diferentes distritos del territorio bonaerense, y apuntan a la fiscalización de camiones para comprobar si cuentan con la documentación que avala el transporte de la mercadería, según informó el organismo.

Con ese propósito, más de cien agentes de ARBA, apoyados por la Policía bonaerense y fuerzas federales, verifican tanto las cargas que salen de la Provincia como aquellas que van hacia los puertos, poniendo el foco en el transporte de granos.

Del operativo cerrojo, que se extenderá a lo largo de esta semana, también participa personal del Ministerio de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires, de manera de articular una estrategia de fiscalización integral.

Si bien los controles están centrados en el transporte de mercaderías, tienen como objetivo final fiscalizar las operaciones que se dan entre productores de granos, acopiadores y exportadores, para detectar transacciones no declaradas que evaden impuestos.

A la vez, el despliegue territorial de agentes de ARBA busca cubrir, entre otros puntos geográficos, parte de la frontera norte y noroeste de la provincia de Buenos Aires, para detectar posibles focos de contrabando de granos hacia el norte del país.

También se trata de fiscalizar el transporte que va desde los silos hasta los feedlots o lugares de engorde de ganado en el interior de la provincia de Buenos Aires, para verificar si existen operaciones sin declarar.

La provincia de Buenos Aires posee la mayor superficie sembrada del país y cuenta con la producción de granos y oleaginosas más importante, y en el último año, ARBA incrementó las acciones de fiscalización sobre el transporte de mercaderías para mejorar la trazabilidad de las cargas, y reducir la evasión fiscal en el sector agropecuario y otros rubros concentrados de la economía. (Télam)