El gerente general de Syngenta, Antonio Aracre, sostuvo hoy que la nueva modalidad dispuesta por el Banco Central para que los productores de soja vendan su cosecha antes del 31 de agosto "va a funcionar", porque "las personas actúan en base a los incentivos económicos y no a las cuestiones ideológicas".

"Este incentivo es importante", aseguró Aracre, para señalar: "Es así de fuerte como si dijera que todo lo que (los productores) liquiden en agosto no tiene retenciones".

En declaraciones a Radio Con Vos, el titular de Syngenta remarcó que se trata de "una diferencia muy significativa", ya que los productores van a tener el "doble beneficio" de "no perder con una eventual devaluación con el 70%", en referencia al monto a depositar ajustado por dólar linked y, además, con el 30% restante "compran dólares a $ 200".

"El dólar agro va a funcionar porque las personas actúan en base a los incentivos económicos y no a las cuestiones ideológicas", sentenció, al tiempo que explicó que "hay un 30% de lo que cobraba el productor (que) si quería transformarlo a dólares tenía que hacerlo a $ 320 y hoy lo va a poder a $ 230, y si le descuenta el anticipo de Ganancias serían $ 190".

En cuanto al plazo fijo ajustado por dólar linked (un depósito en pesos que reconoce la variación del dólar oficial), Aracre indicó que "si tienen dudas que habiendo una devaluación perderían ese dinero, no lo perderían" por esa actualización, ya que "en caso de que hubiera una devaluación, la capturan".

Consultado sobre qué reacción espera de los productores, remarcó que "el agro no es una sola cosa consolidada" sino que se trata de "100.000 personas que deciden todos los días", que "en una gran mayoría actúan en base a racionalidad y no emocionalidad con el dinero".

Respecto del impacto que la medida podría tener en la liquidación de exportaciones y la consiguiente suba de las reservas internacionales del Banco Centra, Aracre pronosticó que "en agosto probablemente van a entrar 3.000 millones a 3.500 millones de dólares".

Para los meses siguientes, consideró que "va a seguir fluyendo una venta normal y ahí tendrá que ver el gobierno si quiere extender este beneficio o no".

De todos modos, advirtió que a partir de septiembre "las importaciones de gas van a ser menores y eso será menos dinero que se tenga que erogar". (Télam)