La Legislatura porteña aprobó hoy una nueva prórroga para la entrada en vigencia de una ley -sancionada en 2001- que prohíbe el ingreso de ganado bovino en pie a la Ciudad, con el objetivo de permitir el funcionamiento por un tiempo más del Mercado de Hacienda de Liniers antes de su traslado a Cañuelas.

La iniciativa, impulsada por el bloque oficialista, extendió hasta el 31 de diciembre próximo el plazo -que caducaba a fin de este mes- para que comience a cumplirse la ley 622 de 2001, que establece la prohibición del acceso de ganado en pie.

La prórroga, la décimo tercera aprobada por los diputados durante 19 años, fue sancionada con 55 votos a favor y 4 abstenciones en el marco de la sesión que se realizó bajo la modalidad mixta -implementada desde el inicio de la pandemia de coronavirus- que prevé la participación presencial en el edificio parlamentario como de manera remota.

El propósito de la prórroga apunta a habilitar por un tiempo más la actividad del Mercado hasta tanto se concrete la mudanza a la Provincia.

Según indicó el legislador Daniel Del Sol, autor del proyecto, las obras del predio de Cañuelas debían finalizar en estos días, "sin embargo, fueron suspendidas producto de la pandemia a raíz de la propagación del coronavirus".

En consecuencia, la firma Mercado de Liniers S.A., a cargo de la concesión de las instalaciones y de la actividad del predio ubicado en el barrio de Mataderos, presentó en abril una nota al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para informar sobre la interrupción de las tareas en Cañuelas y solicitar, asimismo, un permiso de extensión del uso de los terrenos en lo que funciona actualmente.

Es que, en base al acuerdo firmado entre la empresa concesionaria y los gobiernos de la Nación, la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad, el Mercado debe dejar liberado el predio de Mataderos, para que allí se avance con un proyecto urbano de la administración porteña. (Télam)