El titular del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), Martín Hinojosa, manifestó esta tarde que en el corto plazo comenzará a regularizarse la provisión de envases de vidrio al sector vitivinícola, una situación que se vio agravada por el incendio registrado hace nueve días en la fábrica de la firma Veralia, una de las principales proveedoras botellas.

Hinojosa, a través de su cuenta en la red social Twitter, dijo que "contamos con información que Verallia ha puesto a modo de prueba 2 de sus líneas del horno menos afectado. Estiman que siendo exitosa esta etapa la empresa podría ir regularizando su funcionamiento".

"Si bien veníamos con problemas de stock de vidrio, el hecho de que se incendie una de las más importantes fábricas de vidrio provocó un gran problema en el sector y una preocupación muy grande con todos los bodegueros muy preocupados por la situación", agregó luego el funcionario en diálogo con Canal 7.

"El problema del vidrio es a nivel internacional. Hoy no hay vidrio en el mundo, por lo que no es una alternativa o una opción importar botellas. Y si lo hiciéramos, los tiempos hasta que lleguen (las botellas) son importantes", explicó Hinojosa.

En ese sentido, informó que una importación de botellas tardaría entre 45 y 60 días en llegar a las bodegas, por lo que consideró que no es una alternativa potable.

"La solución -agregó- es ponerse a disposición de la empresa damnificada y desde el INV hemos estado en comunicación permanente, y hoy me transmitieron que parte de la infraestructura de la empresa ya estaba en modo de prueba, lo que significa que poniendo en funcionamiento algunos de sus hornos y saliendo bien esas pruebas ya podrían empezar a estar operativos en gran parte de su producción".

"La empresa ha realizado un esfuerzo, trabajando 24 horas todos los días, para volver a estar en funcionamiento", remarcó Hinojosa, quien agregó que desde el organismo nacional ayudaron a que sus técnicos de Brasil hayan podido viajar a Mendoza de manera rápida.

"En el mes de octubre es cuando se hacen los grandes despachos al exterior, porque hay que llegar en Navidad con el vino a las góndolas, mientras que en noviembre son los grandes despachos al mercado interno, por lo que es un momento muy crucial, y Veralia está trabajando día y noche para volver a estar en funcionamiento", aseguró.

"La otra empresa que se llama Catorini, está poniendo en funcionamiento un nuevo horno con el que producirían 14 millones de botellas adicionales a las actuales, y entre eso, y Veralia volviendo a producir en condiciones normales, estaríamos en el mediano plazo medianamente equilibrados", resaltó Hinojosa. (Télam)