La muestra de 5G organizada por el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) con la participación de las tres empresas referentes globales de esta tecnología resultó "un logro" para el organismo y el Estado argentino, porque asegura que "el país también podrá beneficiarse" de esta nueva era, remarcó hoy el titular del ente, Claudio Ambrosini.

"Nosotros no podemos quedarnos atrás", dijo Ambrosini en diálogo con Télam, para subrayar que "independientemente de la pandemia, hay que mirar al futuro", tras la convocatoria concretada con las tres principales empresas de infraestructura de comunicaciones en el mundo para realizar una muestra del potencial del 5G en la sede del Enacom:

El directivo del organismo explicó que "5G no es sólo poder ver una película en 8K, o bajar más rápido un documental", sino que la reducción de la latencia (de 10 a 1 milisegundo) "entre la orden y un robot o una señal que la ejecute es por dónde se valorará el cambio".

Ambrosini afirmó que "el mundo va hacia una conjunción de 5G con internet de las cosas (IoT) y Argentina tiene que apuntar para ese lado".

"No digo hacerlo ahora, porque con una economía mundial alicaída, más situaciones particulares de la Argentina, no es de concreción inmediata; pero tenemos que ir caminando hacia eso; y mientras tanto podemos reforzar todo lo que es 4G", afirmó.

Asimismo, el funcionario aclaró que el momento para "la asignación de espectro radioeléctrico" para la implementación de tecnología 5G "es una decisión estratégica", que tomarán las máximas autoridades del Poder Ejecutivo.

Al respecto, Ambrosini remarcó que están trabajando en una mesa técnica permanente con la Secretaría de Innovación Pública en el armado de un plan de espectro y de un reglamento de espectro radioeléctrico.

Sobre la posibilidad de que ese reglamento incluya la habilitación de un mercado secundario, el titular del Enacom señaló que "no es una decisión tomada", y subrayó que el subsecretario de Tecnologías de la Información, Martín Olmos, quien comentó esa posibilidad, es una persona "que entiende del tema"

También calificó como una "decisión estratégica que se hablará con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y con el Presidente, Alberto Fernández" la posibilidad de asignar espectro para 5G a empresas que no son los tradicionales operadores de comunicaciones.

El funcionario se mostró satisfecho por el trabajo realizado con los propios trabajadores del Enacom para organizar una muestra con tres empresas (Ericosson, Huawei y Nokia), que necesitaron espacios para armar redes, microceldas, equipamiento, a la cual asistieron decenas de invitados especiales, cumpliendo con el aforo y el protocolo sanitario.

"Un Estado tiene que ir paralelamente resolviendo los problemas que tiene por la vía administrativa, por la vía legal, pero mirando al futuro, porque el futuro es la gente", dijo Ambrosini.

Consultado por la situación del conflicto con Telecom, por no haber ajustado los precios de sus servicios a los autorizados por el Enacom, señaló que "está en una instancia judicial y administrativa; fueron intimados, ellos responden, y sigue dentro de los plazos".

"Siempre estoy a favor del diálogo con todas las empresas, que acompañaron y con la empresa que no acompañó, que es Telecom. No puedo cortar el diálogo con ninguno, eso no significa que no los haga cumplir con la ley y que los inste judicial y administrativamente para que lo hagan", subrayó.

En paralelo a estas instancias, el Enacom "tiene que seguir mirando para adelante y eso es hablar con Telecom, Telefónica, Claro, Telecentro y DirecTv, hay que seguir trabajando con todos".

"Tomaré todas las medidas que están a mi alcance para que Telecom cumpla la ley, pero no puedo cortar el diálogo porque hay 20 millones de personas que usan esos servicios y también es responsabilidad mía que ellos sigan dando servicios", agregó el funcionario.

Telecom es la única empresa que rechazó ajustar los precios de los servicios de telefonía móvil, internet y tv paga a los incrementos autorizados desde enero, para salir de la etapa de congelamiento.

"Los precios de los servicios tienen que acompañar a la economía y tiene que haber asequibilidad", subrayó Ambrosini y agregó: "Salimos de una pandenmia, estamos enfrentando casi una segunda ola, no podemos exigirle a la gente en una economía alicaída que pague precios desorbitantes".

La recomendación del Enacom a las empresas es que "todo sea razonable para acompañar la economía" y adelantó que para el sector están "trabajando en encontrar una fórmula que le de periodicidad y terminar con la discrecionalidad".

Desde enero de este año, los precios de los servicios de internet, tv paga y telefonía fija y móvil, son autorizados por el Enacom que implementó un tratamiento diferencial entre los aumentos que pueden aplicar las grandes empresas y los que pueden hacer las pymes y cooperativas. (Télam)