Los precios de los granos operaron hoy nuevamente sin una tendencia firme en el mercado de Chicago, inclusive en las cotizaciones de distintos plazos de un mismo cultivo, en una jornada en la que se destacó la caída mayoritaria registrada en la cotización de la soja, mientras que los contratos pactados para mayo de trigo y maíz marcaron subas.

El contrato de mayo de la oleaginosa ganó 0,97% (US$ 5,60) hasta los US$ 566,77 la tonelada, mientras que la posición de julio cayó 0,75% (US$ 4,23) en US$ 551,98 la tonelada.

"Al cierre de posiciones que se observó en gran parte de los commodities agrícolas se le suma un buen tiempo para la siembra en zonas productoras de soja. Por otra parte, al igual que con el maíz, sigue firme la demanda externa, por lo que la incertidumbre productiva no se ha disipado y es un factor que limitaría las pérdidas", indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Respecto a sus subproductos, el aceite bajó 4,29% (US$ 65,26) hasta los US$ 1.454,81 la tonelada, mientras que la harina ascendió 0,30% (US$ 1,43) para ubicarse al cierre de la jornada a US$ 465,83 la tonelada.

En contrapartida, el maíz subió en su contrato de mayo 2,29% (US$ 6,20) hasta los US$ 276,36 la tonelada por "la incertidumbre en torno al abastecimiento global".

En tanto, las posiciones más lejanas ajustaron a la baja debido al "cierre de posiciones y toma de ganancias" de los fondos de inversión.

Por último, el trigo ganó 1,68% (US$ 4,50) y se posicionó al final de la jornada a US$ 270,98 la tonelada, como consecuencia de que sigue "sin aparecer la lluvia en las planicies estadounidenses y se extiende la sequía, sumando cada vez más superficie con escasa humedad".

"Además, ante el alto precio del maíz se observa una baja del precio relativo del trigo, lo que sube su demanda como sustituto del grano amarillo y apuntala aún más los precios", concluyó la BCR. (Télam)