Las cámaras empresariales de la cadena agroindustrial y las bolsas de cereales de todo el país alertaron hoy sobre el riesgo en el abastecimiento local y las exportaciones por la continuidad de los cortes a accesos de fábricas y puertos por parte de un grupo de transportistas autoconvocados.

Las entidades integrantes de la cadena agroindustrial expresaron que se ven “obligadas a manifestar públicamente el total repudio a las acciones adoptadas por un grupo de empresarios transportistas no representados en las instituciones del sector, que impiden el libre tránsito de camiones”.

Estas cámaras empresariales, junto con las bolsas de cereales de todo el país, más tres de las cuatro entidades de la Comisión de Enlace Agropecuario, como Federación Agraria, Coninagro y CRA, acordaron la semana pasada con las Cámaras Empresas de Transporte de cargas, un aumento del 32% en los costos de los fletes.

Sin embargo, un grupo de propietarios de camiones desconoce ese acuerdo y reclaman mejoras, interrumpiendo el acceso a industrias y puertos de la provincia de Buenos Aires.

“Los acuerdos de tarifas alcanzados entre las cámaras de transportistas, Federación de Acopiadores, Coninagro y entidades rurales, tiene alcance de aplicación nacional”, destacaron hoy las entidades.

Por otro lado, la mesa Provincial de Buenos Aires, ratificó dicho acuerdo "de manera que las tarifas acordadas deben ser aceptadas”.

En este marco, además de pedir que los autoconvocados reconozcan el acuerdo, las entidades le pidieron al gobernador bonaerense Axel Kicillof “que arbitre los medios para garantizar el libre tránsito evitando el amedrentamiento, que la legislación tipifica como un delito contra la seguridad pública”.

El abastecimiento se encuentra interrumpido “hace más de 20 días en vastas zonas de la Provincia de Buenos Aires, afectando la provisión de alimentos a industrias de la alimentación, procesadores y terminales portuarias, con inexplicable pasividad de las fuerzas de seguridad”, alertaron.

Además, destacaron que en otras provincias, “las autoridades reaccionaron inmediatamente ante a la evidencia del delito, impidiendo su propagación y garantizando el libre tránsito de mercaderías”. (Télam)