El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que “el secreto de la paz social es que todos los argentinos tengan trabajo y eso se logra expandiendo la economía sin quitar derechos y protegiendo a los que invierten, producen y dan trabajo”.

Así lo manifestó esta tarde durante un diálogo que mantuvo con el presidente de la Fundación Protejer, Yeal Kim, en el cierre de las jornadas Pro Textil 2020, organizada por la entidad industrial pyme.

Fernández señaló que “la necesidad de reindustrializar a la Argentina es para agregar valor pero también para generar trabajo, que es el secreto para lograr la paz social”, y destacó “que la actividad textil tiene mucha calidad y emplea a mucha gente en el país”.

“La industria textil debe tener la protección necesaria para garantizar los trabajos que hacen falta en Argentina, así actúa el mundo desarrollado, protegiendo a los que invierten, producen y dan trabajo”, agregó el Jefe de Estado.

Sobre la importancia del desarrollo de la industria, el presidente sostuvo: “Venimos peleando contra la falsa lógica que dice que solo debemos desarrollar la producción primaria sin agregarle valor, esa Argentina la acabamos de vivir hasta hace un año. Lo que tenemos que hacer es agregarle valor a lo que el campo nos da”.

En otro tramo de su intervención, grabado de manera previa, el jefe del Esato dijo que el Acuerdo Económico y Social (AES) debe servir para discutir la coyuntura pero fundamentalmente el largo plazo.

“A largo plazo hay que discutir la educación, que es central en nuestras sociedades del conocimiento; las sociedades son ricas por desarrollar la ciencia, la tecnología y la inteligencia de un modo que otras no”, agregó Fernández

Asimismo, reiteró que el objetivo es vacunar entre enero y febrero a 10 millones de argentinos y, de ser así, “vamos a poder ponernos a pensar únicamente en crecer y desarrollar la economía”.

“Mi idea es que el AES discuta y diseñe la economía del futuro y elabore una ley que vamos a mandar al Congreso para que dure en el tiempo”, anticipó el primer mandatario.

Por último, consideró que el costo laboral no es un freno a la inversión ya que “en el 2003 teníamos el mismo costo y creamos 4,5 millones de empleos en 5 años; el secreto es expandir la economía y no quitar derechos”.

“El día después de la pandemia debemos seguir ajustando esfuerzos para ser lo más productivos posibles. Tenemos que acostumbrarnos a hablar y resolver los problemas juntos cotidianamente, en una mesa común donde todos concertemos un nuevo contrato social”, evaluó Fernández.

(Télam)