El presidente ejecutivo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi, expresó que la “Argentina es un socio clave para la expansión del banco en América del Sur" y un "gran aliado" para contar en aquella región con los avances científico y tecnológico en sectores como economía del conocimiento, salud, alimentación y automotor.

En el marco de LXI Asamblea de Gobernadores en la que se trató el plan estratégico del BCIE, el director titular por Argentina y Colombia, Maximiliano Alonso viajó a Honduras y mantuvo una agenda de trabajo orientada a "fortalecer la posición de Argentina en su relación con Centroamérica".

En primer lugar, Alonso se reunió con Mossi, para profundizar las estrategias de integración regional, los proyectos en curso en el país y los preparativos de la apertura de la oficina de Buenos Aires en los próximos meses.

El presidente ejecutivo del BCIE expresó en la charla que “Argentina es un socio clave para la expansión del banco en América del Sur. El avance científico y tecnológico en sectores como economía del conocimiento, salud, alimentación y automotriz que tiene el país nos permite contar con un gran aliado para replicar estas prácticas en Centroamérica".

"Estamos convencidos de que trabajando en equipo podremos lograr el crecimiento de nuestras economías”, aseveró Mossi al precisar que "con el gobierno argentino, a través de la Secretaría de Asuntos Estratégicos que lidera Gustavo Béliz; el BCIE está fortaleciendo su posición en el país para generar mayores oportunidades e iniciativas de desarrollo para sus habitantes”.

Otro de los ejes de la agenda consistió en un encuentro con la directora por Honduras, Catherine Chang Carías y los directores por República Dominicana, Hostos José Rizik Lugo; y por El Salvador, Luis Rodríguez Villacorta; para continuar profundizando las acciones de cooperación e integración entre los socios del BCIE.

Como la expansión del Banco avanza en América del Sur y también en Europa, Alonso se reunió con Jorge Marine Brandi, director del BCIE por España. Ambos compartieron las iniciativas que tendrán sus países respecto a la apertura de sus oficinas, así como las acciones que llevarán adelante con los sectores público y privado.

La solidez financiera del BCIE le permitió a la institución, durante el 2020, aprobar el monto más alto para la región en la historia del Banco, por US$3,459 millones, y desembolsar US$2,538 millones, dando continuidad a proyectos de gran importancia en sus países socios. (Télam)