El Centro de Economía Internacional (CEI, dependiente de la Cancillería) destacó que luego de una caída del PIB mundial de 3,4% en 2020 se verifica un repunte este año y se pronostica que la tendencia continuará en 2022, pero advirtió que ese crecimiento "vino acompañado por un aumento de la inflación en todos los países del G-20 (Grupo de los Veinte), con excepción de Japón y China".

La OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económico) proyecta un 5,7% de crecimiento global para 2021 y 4,5% para el año próximo, y "las mayores recuperaciones se darían en los países que tuvieron la mayor recesión", precisó el último informe mensual del CEI.

Entre los países desarrollados, España crecería 6,8% luego de caer 10,8% en 2020; Reino Unido 6,7% (-9,8% en 2020); Estados Unidos 6% (-3,4%), mientras entre los países en desarrollo, México crecería 6,3% (-8,3% en 2020), India 9,7% (-7,3%) y Brasil 5,2% (-4,4%).

En ese marco, la inflación minorista promedio para el G-20 sería este año de 3,7%; de 3,6% en Estados Unidos, 3,1% en Canadá, 2,9% en Alemania; entre los países en desarrollo la variación sería de 7,2% en Brasil, 5,9% en India y 5,4% en México.

"El aumento sería de entre 2 y 3 puntos porcentuales respecto de la tasa de 2020", destacó el CEI.

Explicó luego que "la suba de precios tiene múltiples causas: el aumento de precio de los commodities, la suba del precio de la energía, la mayor demanda luego de la reapertura de las actividades económicas, el incremento del costo del flete marítimo por contenedores y restricciones del lado de la oferta, derivadas de la crisis de la pandemia".

Click to enlarge
A fallback.

En el caso del costo del transporte marítimo por contenedores, el CEI resalta que "ha crecido en promedio cuatro veces durante los últimos doce meses".

El incremento se explica por un exceso de demanda, ya que la reapertura de las actividades económicas no pudo ser acompañada por la oferta, que está enfrentando numerosas restricciones.

Se mencionan en ese sentido "la escasez de contenedores, lentitud en el retorno de contenedores a Asia, buques utilizados a plena capacidad, congestión en los puertos, y mayores intervalos para el cambio de tripulación por medidas de higiene para combatir la pandemia", entre otros factores.

"No se espera que estos costos se reduzcan en el corto plazo ya que el exceso de demanda continuará mientras la oferta va ajustando a un menor ritmo y no existen alternativas al transporte marítimo", alertó el CEI.

Según el Centro, el papel del conjunto de factores alcistas "es tal que la tercera parte de la inflación del G-20 se explica por el alza del precio de los productos básicos y el incremento del costo del flete".

La política fiscal expansiva aplicada por los gobiernos, en tanto, "no habría influido en la dinámica de los precios".

El informe del CEI recordó por último que "para los presidentes de los principales bancos centrales, este aumento de precios es transitorio y se debe a factores que no se repetirán".

Por lo tanto, "no se espera que en el corto plazo adopten medidas contractivas en la política monetaria de los países desarrollados". (Télam)