El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz; y el administrador general de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta, acordaron hoy la inclusión en el presupuesto de este año del organismo la realización de obras en un tramo de casi 27 kilómetros de la ruta nacional 9/34, que une las localidades de Rosario de la Frontera y Metán, en el sur de la provincia.

“Es una deuda histórica que los salteños esperan hace más de 30 años”, dijo Sáenz, al anunciar la concreción del tramo Rosario de la Frontera-Metán, donde se superponen las rutas 9 y 34 como puerta de entrada al norte argentino.

Para el mandatario salteño, “esta gran obra soluciona los problemas de seguridad vial como así también el transporte de cargas y el desarrollo de la región”.

Además, reveló que en el encuentro con Arrieta se avanzó en la finalización del “proyecto ejecutivo de los tramos 4 y 5 de la ruta nacional 51”, que une Salta con Chile, por el paso de Sico.

“El Gobierno nacional se comprometió a financiar estos dos últimos tramos y cumplir el sueño de la salida al Pacífico”, agregó el gobernador.

La ruta que une Rosario de la Frontera con Metán será ensanchada a cuatro trochas, por un proyecto cuya construcción está previsto que inicie este año y finalice en 2022.

La decisión de incluir esta obra en el presupuesto de Vialidad Nacional correspondiente a este año fue acordada en una reunión virtual que Sáenz mantuvo hoy, con Arrieta.

“Logramos acordar la inclusión en el presupuesto de Vialidad Nacional de este año la obra para ensanchar en cuatro trochas la ruta que une Metán con Rosario de la Frontera”, explicó el ministro de Infraestructura de Salta, Sergio Camacho.

El funcionario explicó que son casi 27 kilómetros en “la denominada ruta de la muerte, que además de resolver una cuestión vinculada con la seguridad de quienes la transitan también es una ruta esencial en el ingreso al norte”.

“Se trata de la entrada a Salta y a Jujuy, por lo que tiene una significativa importancia en la expansión de una red federal de transporte en términos viales”, comentó Camacho, quien detalló que se está terminando la formulación del proyecto, que de mandará unos 40 días.

A partir de allí se firmarán los convenios correspondientes para luego avanzar en el llamado a licitación de esta obra, que “empezará hacia fines de este año” y que seguirá el año que viene, pero “con la certeza de que va a contar con partida y que su concreción es un hecho”, precisó.

Camacho, que participó de la reunión virtual junto a su par de Economía y Servicios Públicos, Roberto Dib Ashur, agregó: “Esperamos seguir trabajando conjuntamente con Vialidad, que además asumió el compromiso de avanzar en los tramos 4 y 5 de la ruta nacional 51 hacia Sico”.

“El objetivo del gobernador y del Presidente (Alberto Fernández) es que, sobre el final de esta gestión, o sea en 2023, hayamos completado los cinco tramos de esta ruta, para quedar vinculados desde el punto vial con Chile”, concluyó Camacho. (Télam)