El Gobierno nacional acordó hoy con asociaciones empresarias de la industria láctea la ampliación de los volúmenes de producción y abastecimiento en el mercado interno, lo que permitirá sumar 32 nuevos productos lácteos al programa Precios Cuidados y un monitoreo de sus valores en góndola.

El acuerdo fue alcanzado por la Secretaría de Comercio Interior y la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, en un trabajo con el Centro de la Industria Lechera Argentina (CIL), la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (APYMEL) y la Junta Intercooperativa de Productores de Leche (JIPL).

El trabajo tiene el objetivo de "garantizar los derechos esenciales de la población y asegurar el acceso a los productos que componen la canasta básica de alimentación", se explicó esta tarde en el Ministerio de Desarrollo Productivo

A través de este acuerdo, se promueve incrementar progresivamente los volúmenes de producción y sumar nuevas marcas y líneas de productos al programa Precios Cuidados que, a partir del 1 de junio, tendrá un impacto significativo en el abastecimiento de lácteos en el mercado doméstico.

De esta manera, la canasta se incrementará un 45% y quedará con 97 productos lácteos y un total de 702 ítems.

Entre los detalles del entendimiento también se destaca que 25 empresas lácteas (incluyendo PyMEs y cooperativas) participarán de Precios Cuidados, y con ello se incrementa la oferta de leches no refrigeradas en un 80% dentro de Precios Cuidados.

También se multiplica por siete la oferta de leche en polvo dentro de Precios Cuidados y se duplica la oferta de quesos.

En cuanto a dulce de leche, manteca y crema estos productos incrementan su participación en el programa un 354%, un 203% y un 133%, respectivamente.

Muchos de ellos se incorporan al programa, a la vez que tendrán una salida progresiva de Precios Máximos, lo que permitirá asegurar una mayor oferta en productos clave para la canasta de consumo y más opciones de compra y beneficios para los consumidores.

El acuerdo también promueve un monitoreo constante de precios y abastecimiento interno de los bienes producidos por el sector lácteo.

En este sentido, las partes se proponen intercambiar mensualmente, en el marco de la nueva mesa técnica conformada en este convenio, la información necesaria para dar seguimiento a la provisión doméstica de los productos y evitar distorsiones en los valores de comercialización local.


(Télam)