El Gobierno nacional dará el miércoles el primer paso en la implementación del plan de incentivo a la producción de gas natural, conocido como Plan Gas.Ar, con la apertura de las ofertas de la petroleras de volúmenes y precios por los próximos cuatro años, lo que implicará compromisos de producción y de inversión para revertir el declino del sector.

En ese contexto, el presidente Alberto Fernández encabezará mañana a partir de las 17 el acto de presentación del Plan Gas.Ar que se realizará en el Museo del Bicentenario de la Casa de Gobierno junto a gobernadores de las provincias productoras, empresarios de las principales compañías petroleras y sindicalistas, confirmaron fuentes oficiales a Télam.

Con la reciente publicación del Decreto 892 y la Resolución 317, la Secretaría de Energía formalizó el llamado a subasta con la apertura de ofertas el próximo miércoles de un cupo de 70 millones de metros cúbicos diarios de gas natural de las distintas cuencas y por cuatro años, con un sistema que premia con prioridad y mayor volumen a las productoras que oferten el precio más bajo.

Ese día las productoras podrán presentar sus ofertas, donde además de la propuesta de precio y volumen, deberán detallar el plan de inversiones con la curva de producción y su incremento estimado para 2024.

Además, en la misma presentación deberá reflejarse el aumento en las contrataciones de pymes locales, regionales y nacionales, cuyo incremento a lo largo del programa deberá ser de entre un 30% y un 40%.

Según el cronograma detallado en la reglamentación, el acto de adjudicación del llamado a concurso se realizaría el 15 de diciembre y la entrada en vigencia del Esquema 20/24 con los precios surgidos de la subasta a partir del 1° de enero de 2021.

El presidente de la Cámara Argentina de la Energía, Carlos Magariños, dijo a Télam que "la industria ve el Plan Gas con mucho interés y expectativa; las empresas han realizado consultas e inscripciones, y es coincidente la visión de que el programa tiene la capacidad de fomentar mayor producción y de atraer inversiones".

El directivo de la cámara que reúne a las principales petroleras que operan en el país -a excepción de YPF- reafirmó que la convocatoria a la subasta es para las empresas "una señal valiosa e importante para el sector privado" y que tiene como tal "el potencial para convertirse en una herramienta que detenga la declinación de los pozos de gas".

La directora del Observatorio de la Energía (Oetec), Belén Ennis, dijo que "es un primer paso para ir reconstruyendo el sector hidrocarburífero", y puntualizó que "en el acumulado a septiembre de este año tuvo una caída interanual de 7,3% en la producción nacional de gas fuertemente afectado por la pandemia pero que viene de una herencia de cuatro años".

La analista agregó que la situación prepandemia "se puede analizar desde la petrolera de bandera, cuya producción de gas cayó un 10% entre 2015 y 2019", y subrayó que "en este contexto, YPF cerró pozos en una tendencia que comenzó en 2018 con afectación en áreas claves como Loma Campana y El Orejano".

Por lo tanto, consideró que "es de esperar que este plan venga a paliar un poco esta situación, pueda salir de este desastre y reposicionarse como motor del desarrollo energético".

Por su parte, el presidente de la comercializadora energética Saesa, Juan Bosch, consideró que el plan "fija reglas claras, previsibles y competitivas para favorecer las inversiones", pero destacó "muy importante que la Argentina tenga un plan para reducir la importación de energéticos que genera un perjuicio en la balanza comercial y fiscal".

Bosch consideró necesario "para completar el Plan Gas encontrar demanda apropiada para los excedentes de verano", si bien el lanzamiento del programa prevé autorizar exportaciones a Chile por hasta 11 millones de metros cúbicos diarios, y sotuvo que "el mercado del sur de Brasil es una de las demandas más atractivas, ya que hay una infraestructura construida y lista para operar".

En tono más crítico, el Instituto Argentino de la Energia (IAE), alertó que "el plan presenta un costo fiscal y tarifario indefinido" al analizar que "el Presupuesto nacional subestima el verdadero costo fiscal del Plan Gas al otorgarle un crédito de US$ 200 millones para 2021 mientras el Gobierno estimó un costo fiscal directo de US$ 1.491 millones".

Además, señaló que "los precios de referencia implican el aumento de un 40% en dólares del precio del gas que hoy paga la demanda prioritaria". (Télam)