Los precios del petróleo bajaron ligeramente este lunes por tomas de ganancias luego de que el barril de WTI alcanzara los 70 dólares durante la apertura del mercado asiático, su precio más alto desde octubre de 2018.

En el cierre de la jornada el barril de crudo WTI terminó en Nueva York a US$ 69,23, una baja de 0,56% contra el cierre del viernes, mientras que el barril de Brent del Mar del Norte alcanzó los US$ 72,27, su máximo desde mayo de 2019, pero cerró en US$ 71,49, un descenso de 0,55%.

"Con frecuencia el movimiento de precios refleja simplemente que el mercado aprovecha la valorización del petróleo y hace lo que mejor sabe hacer, vender con ganancias", dijo a AFP la analista de Rystad Energy, Louise Dickson.

Al respecto, sostuvo que el panorama de precios elevados "sigue intacto y debería durar todo el verano" en el hemisferio norte.

Después de un año de restricciones por la pandemia de coronavirus en todo el mundo, la perspectiva de un verano con menores limitaciones para la circulación y el comercio en Estados Unidos y Europa, principales consumidores de petróleo, las expectativas del mercado es que los precios sigan su recuperación. (Télam)