El entrenador de Estudiantes, de La Plata, Ricardo Zielinski, destacó que el gran objetivo de su equipo "es la Copa Libertadores, aunque haya que pagar un costo por eso", luego del valioso empate sin goles logrado anoche en Brasil ante Athlético Paranaense, por la ida de los cuartos de final del máximo certamen sudcontinental.

"Esto lo habíamos planeado desde hace rato, porque desde hace 16 años que Estudiantes no estaba en cuartos de final de Libertadores (en realidad son 12, cuando en 2010 fue eliminado en esa instancia por el futuro campeón, Inter, de Porto Alegre) y el objetivo es el de devolver al club al primer plano internacional aun pagando el costo en la competencia local", argumentó Zielinski ante la prensa en el estadio Arena da Baixada.

"Porque tenemos claro que la Libertadores vale la pena y es a donde debemos apuntar nuestros esfuerzos", remarcó el "Ruso", respondiendo a algunos cuestionamientos surgidos en los últimos tiempos por la pobre performance de su equipo en la Liga Profesional, donde se ubica 22do. entre 28 participantes al cabo de 11 fechas.

Después del empate en el que el "Pincha" pasó dos momentos de zozobra en que el VAR terminó interviniendo a su favor, primero con una presunta mano penal del defensor Leonardo Godoy y luego con un gol anulado a Thiago Heleno por posición adelantada previa, Zielinski hizo un análisis de lo realizado por sus dirigidos.

"Esta vez en Brasil jugamos como siempre lo hacemos de visitantes, desarrollando partidos inteligentes e intensos, por lo que merecimos llevarnos a La Plata el empate que conseguimos", describió.

"Estos son partidos de 180 minutos y ahora nos tocará ser locales a nosotros. Pero lo concreto es que en un escenario difícil fuimos ordenados y estuvimos a la altura de lo que es la historia de Estudiantes", subrayó el entrenador nacido en Lanús hace 62 años en tono reivindicatorio. (Télam)