Populoso club del porteño barrio de Villa Crespo, Atlanta se dio el gusto de ganar una competencia oficial de Primera División, de cuyo aniversario se cumplirán mañana 61 años: el jalón, consumado por la Copa Suecia gracias a una victoria de 3-1 a expensas de Racing Club de Avellaneda, tuvo lugar en el Viejo Gasómetro de Boedo.

La Copa Suecia fue una competencia no regular organizada por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) con el propósito de que los clubes se mantuvieran en actividad mientras se jugaba el Mundial de 1958.

La curiosidad añadida residió en que a guisa de las complejidades y superposiciones de los cronogramas la competencia se extendió exactamente por dos años y nueve días.

Esa excesiva duración obedeció a dificultades en el armado del calendario y al escaso interés de los aficionados tras la consumación del llamado "Desastre de Suecia" de la Selección Argentina, con la derrota por 6-1 frente a Checoslovaquia a cuestas.

Como fuere, Atlanta era por entonces un habitual animador de los campeonatos de Primera División (de hecho los jugó hasta 1984, inclusive) y disponía de un equipo acostumbrado a cumplir buenas actuaciones con los grandes tradicionales.

En el debut goleó por 4-1 a River, también metió cuatro goles contra Independiente, Central y Argentinos Juniors y en el desempate para pasar a la final se impuso por 1-0 a los propios rosarinos con un gol del uruguayo Walter "Cata" Roque, que una vez retirado sobresalió como director técnico en Venezuela, donde acumuló cinco títulos y recibió el nombramiento de Profesor Honorario.

El juego decisivo, desarrollado el viernes 29 de abril de 1960 en la cancha de San Lorenzo, encontró al equipo de Villa Crespo con un entrenador diferente del que tenía en en 1958 y 1959 (entonces Victorio Spinetto y Juan Carlos Fonda, y ahora Manuel Giúdice), pero con un nivel similar al que había consumado en el Monumental.

A los 11 minutos del primer tiempo abrió la cuenta Julio Nuín, aumentó Roberto Bellomo y después del descuento de Rubén Sosa para Racing, fue Alberto Mario González quien selló el 3-1 definitivo.

(Por cierto: González, Gonzalito, descollaría en Boca Juniors y asimismo en la Selección Nacional en los Mundiales de Chile 1962 e Inglaterra 1966).

Aquella tarde de la que mañana se cumplirán 60 años, Atlanta formó con Néstor Martín Errea, Oscar Clariá y Julio Nuín; Rodofo Bettinotti, Carlos Timoteo Griguol y Norberto De Sanzo; Mario Griguol (lesionado a los 24 minutos de la primera etapa), Alberto González, Domingo Rodríguez, Roberto Bellomo y Walter Roque.

Ante unos 8.300 espectadores, la Copa Suecia fue donada y entregada por el embajador del referido país nórdico, Carl-Herbert Borgenstierna.

En ese plantel campeón constaban asimismo otros dos nombres legendarios: Osvaldo Zubeldía y Luis Artime.

Fundado el 12 de octubre de 1904 en Montserrat y denominado “Bohemio” por haber cambiado de cancha varias veces (Villa Luro, Floresta, Parque Chacabuco), Atlanta es el club más emblemático del porteño barrio de Villa Crespo.

Actualmente el "Bohemio" juega en la Primera Nacional, donde el lunes venció a Gimnasia y Esgrima de Mendoza por 2-1 por séptima fecha. Conducido por el entrenador Walter Erviti, Atlanta se ubica en el segundo puesto de la Zona A. (Télam)