Los grupos antagónicos de la barra brava de Chacarita Juniors se enfrentaron este fin de semana en el polideportivo del club, ubicado en la localidad de San Andrés, partido bonaerense de San Martín, donde se registraron detonaciones de armas y golpes por el control del poder.

La escena ocurrió este domingo por la tarde mientras el sector disidente denominado "Somos Familia" compartía un asado de fin de año en los quinchos y una jornada de recreación en el predio.

Al llegar esta novedad a oídos de la barra "oficial", su líder "Chucky" Canteros se dirigió al lugar con otros barras en dos automóviles para manifestar su desacuerdo a los tiros, lo que provocó la reacción de sus adversarios de tribuna.

Testigos del episodio informaron a Télam que mujeres y niños presentes en el predio debieron tirarse al suelo al momento del ataque para evitar ser alcanzados por las balas.

El grupo de "Somos Familia" permanecía en el polideportivo bajo conocimiento del presidente del club, Néstor Di Pierro, quien no respondió ante la consulta de esta agencia.

Los barras disidentes alcanzaron a "Chucky" a metros del perímetro del predio y le propinaron una una golpiza que lo dejó bañado en sangre, según reflejan fotos viralizadas en redes sociales.

Click to enlarge
A fallback.

También trascendieron videos en los que se muestra un auto color azul completamente destruido y a un miembro de "Somos Familia" increpando a Cantero por abrir fuego en el lugar.

"Chucky", preso en 2012 por narcotráfico, delegó un tiempo el poder de la hinchada en su madre Angélica Molina, que se encuentra en pareja con Raúl Escalante, alias "Muchinga", histórico líder de la barra "funebrera". (Télam)