El dinamarqués Jonas Vingegaard ratificó la supremacía que estableció en jornadas anteriores y se quedó finalmente con la edición 109 del tradicional Tour de Francia de ciclismo, que hoy culminó por las calles de París.

El líder del equipo Jumbo Visma, de 25 años, se adjudicó la competencia con un tiempo acumulado de 79h. 33m. 20s., aventajando en la clasificación por algo más de dos minutos y medio al esloveno Tadej Pogacar (UAE Emirates).

El británico Geraint Thomas (Ineos Grenadiers) culminó tercero en la general, a 7m. 22s., mientras que el francés David Gaudu (Groupama) se clasficó cuarto, a 13m. 39s.

El ruso Alexander Vlasov (Bora Hansgrohe) terminó quinto, a 15m. 46s. y el colombiano Nairo Quintana (Arkea Samsic) resultó el mejor ciclista latinoamericano ubicado, con un sexto puesto, a 16m. 33s., según contempló el sitio ‘Cycling news’.

La 21ra. y última etapa de la carrera más saliente del calendario fue ganada por el belga Jasper Philipsen (Alpecin-Deceuninck), con un tiempo de 2h. 58m. 32s. La segunda posición quedó en manos del neerlandés Dylan Groenewegen (Bike Exchange) y tercero se ubicó el noruego Alexander Kristoff (Intermarché).

El tramo final se desarrolló entre la Defensa y los Campos Elíseos de la ciudad de París, con un recorrido total de 115,6 kilómetros.

Vingegaard ganó dos etapas en el Tour. La primera ocurrió el miércoles 13 (la undécima) en los Alpes, situación que le permitió llegar por primera vez a la punta de la carrera.

Y la segunda, la más importante, en los Pirineos el jueves pasado, cuando contuvo los embates de Pogacar y terminó –prácticamente- de asegurarse el triunfo.

“El hecho de que mi sueño se haya vuelto realidad es indescriptible. Significa todo para mí. Es el mejor momento de mi vida”, dijo en rueda de prensa el dinamarqués, acompañado por su mujer y su pequeña hija.

“Siempre tuve la sensación que –al menos- podía luchar por la victoria. Pero me sentí verdaderamente ganador, después de Hautacam” expresó en referencia a la etapa ganada el jueves último.

Vingegaard, subcampeón en la pasada edición, comentó que ver a muchos de sus compatriotas en los Campos Eliseos alentándolo fue “un plus de motivación. Muchos daneses llegaron para verme con el maillot amarillo y les tengo que dar las gracias” concluyó. (Télam)