El piloto francés Sebastien Ogier (Toyota Yaris) se adjudicó hoy el Rally de Cerdeña, Italia, éxito que le permitió afianzarse en la cima del campeonato Mundial de la especialidad, al desarrollarse la quinta fecha del calendario anual.

El séptuple campeón del mundo garantizó el doblete para la marca japonesa, con un registro acumulado de 3h. 19m. 26s., aventajando a su compañero de equipo, el galés Elfyn Evans, por 46s. 0/10.

En la tercera ubicación quedó el belga Thierry Neuville (Hyundai), a 1m. 05s. 0/10, según consignó el sitio oficial de la categoría.

Ogier alcanzó su triunfo número 52 en la especialidad y ahora comanda la clasificación del torneo, con 106 puntos; con 11 de ventaja sobre Evans.

“Fue un fin de semana increíble. Hicimos un gran trabajo durante nuestro test (antes del Rally). El coche funcionaba mucho mejor que en Portugal”, dijo el ganador.

“Tuvimos un gran día el viernes y ayer (sábado) logramos incluso ponernos en cabeza. Es muy bueno para el campeonato”, aseveró Ogier, que también festejó en las competencias de Montecarlo y Croacia.

El japonés Takamoto Katsuta (Toyota Yaris) se ubicó en el cuarto puesto, mientras que el finlandés Jari Huttunen (Hyundai) terminó quinto y emergió como ganador de la clase WRC2.

El boliviano Marco Bulacia (Skoda Fabia Evo), acompañado por el cordobés Marcelo der Ohanessian, arribó en el décimo lugar, situándose en el segundo puesto en la división WRC2.

Mientras que el chileno Emilio Fernández Piraino (Skoda Fabia Evo), navegado por el oriundo de Villa Carlos Paz, Rubén García, finalizó en el duodécimo lugar.

La próxima fecha del Rally Mundial será entre el jueves 24 y domingo 27 del corriente en Kenia, que regresará al calendario tras 19 años.

(Télam)