(Por Marcos González Cezer). José María García Maañón, vicepresidente segundo del Comité Olímpico Argentino (COA), destacó que Santiago Lange y Cecilia Carranza, ganadores de la medalla de oro en la clase Nacra 17 de vela en Río de Janeiro 2016, sean los abanderados nacionales en la ceremonia inaugural de Tokio 2020, y definió de "muy noble" la decisión del titular de la entidad, Gerardo Werthein, de no presentarse en las próximas elecciones.

"La decisión de elegir a Lange y Carranza como abanderados me parece excelente. Santiago es un profesional con la trayectoria que tiene y junto con Cecilia hicieron una pareja estupenda", expresó Maañón en declaraciones a Télam.

"La decisión fue propuesta por la mesa directiva del COA y aprobada en reunión del consejo directivo", acotó.

La vela argentina portará la bandera por tercera vez en la historia de los Juegos Olímpicos después de que el cuádruple medallista Carlos "Camau" Espínola lo hiciera en Sydney 2000 y Atenas 2004.

Lange y Carranza Saroli, quienes ganaron en 2016 la primera medalla de oro de la vela argentina en los Juegos Olímpicos, compitieron, además, en cuatro mundiales de la Clase Nacra 17: España, 2014 (segundos); Francia 2017 (13ros.), Aarhus, Dinamarca, 2018 (terceros) y Geelong, Australia 2020, (décimos).

La dupla "albiceleste"´ logró su clasificación a Tokio 2020 en el Mundial de Aarhus, Dinamarca, de agosto de 2018, en el que terminó tercera.

"La candidata natural, por trayectoria, era Paula Pareto. Pero como compite los primeros días, tiene que estar concentrada para su prueba. Es por eso que no está", explicó Maañón.

En otro tramo del diálogo con Télam, Maañón dijo que la decisión que tomó Werthein "fue muy noble porque está dando posibilidades a que el COA se siga renovando y que vengan personas un poco más jóvenes con la misma energía que tuvo él. Sorprendió a todos".

"Sentía que era el momento de dar un paso al costado y seguir colaborando con el COA desde otra función", puntualizó el titular desde 1994 de la Federación Argentina de Karate (FAK), deporte que será olímpico por primera vez en los Juegos de Tokio.

Werthein, quien lleva 12 años en el Comité Olímpico Argentino, les manifestó, el 28 de octubre pasado, a los miembros del Consejo Ejecutivo del COA -mediante una reunión virtual- que no se presentará a las próximas elecciones a presidente, en agosto o septiembre de 2021, aunque el estatuto se lo permitiría.

"Él es miembro del Comité Ejecutivo del COI y va a seguir colaborando en todo lo que sea en beneficio de los atletas. Ese fue siempre su objetivo", enfatizó Maañón.

Entre los objetivos de Werthein están que los atletas (un hombre y una mujer) ocupen dos cargos en la mesa directiva del Comité Olímpico, que haya una edad máxima de 75 años para los dirigentes y que la mujer tenga más igualdad de oportunidades y poder de decisión.

"Se está haciendo un cambio de estatuto. Se brinda la propuesta a las federaciones y luego, en una asamblea que se realizará en los primeros meses del año próximo se decidirá si se acepta o no", explicó Maañón, quien fue condecorado por Naruhito, Emperador de Japón, con la Orden del Sol Naciente, en febrero de 2019.

"Los puntos principales son actualizar un poco más el COA en cuanto a la participación de la mujer, que tenga paridad o porcentaje mayor que lo que tiene ahora en la mesa directiva y poner un límite de edad a quienes integren la mesa directiva, que sería de 75 años", puntualizó.

Maañón, de 68 años, es vicepresidente segundo del COA desde 2017, consejero desde 2003 y titular de Federación Panamericana de Karate.

Luego de los próximos Juegos de Tokio, que se realizarán del 23 de julio al 8 de agosto de 2021, Werthein seguirá con la promoción de la renovación del COA sin ser candidato a presidente (por lo que dejará de ser el titular del Enard, también).

Werthein, empresario de 64 años que llegó al deporte a través de la equitación, ocupó la presidencia del COA en 2009 tras la renuncia de Julio Cassanello, y fue reelecto en 2013 y 2017.

El estatuto vigente le permitiría tener una reelección más, pero prefirió no presentarse y dejarle el puesto a otro directivo.

"Para mí, su gestión fue excelente. En su gestión de doce años le dio un vuelco total al COA; lo modernizó y lo puso al nivel que necesitaban los deportistas", enfatizó el dirigente, quien también es vicepresidente de la World Karate Federation (WKF).

"Sin dudas, fue una de las mejores gestiones al frente del COA. Estuvo y está siempre cerca de los deportistas. Su objetivo principal siempre fue beneficiar a los atletas y tuvo una visión con respecto al Enard (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo)", destacó Maañón.

"Hay muy buenos dirigentes para acceder a la presidencia del COA, entre ellos Mario Moccia, actual secretario general, con gran trayectoria", finalizó Maañón.

Los conceptos de Maañón se suman a las declaraciones que formuló el presidente de la Federación Argentina de Esgrima (FAE), Víctor Groupierre y prosecretario del COA, quien expresó que la decisión de Werthein no le "pareció" oportuna.

"Su decisión no me pareció oportuna. Hubiera preferido que siguiera un período más para concretar, entre otras cosas, la autonomía financiera del Enard", afirmó a Télam Groupierre, quien afirmó que Werthein "deja una vara muy alta porque hizo muchas transformaciones en el COA". (Télam)