El exjugador de Boca Vicente Pernía, ídolo del club en la década del 70 y a principios de los ochenta, fue crítico con la secretaría técnica que conduce Juan Román Riquelme como vicepresidente segundo.

"Si es como yo induzco, no tengo pruebas, que la secretaría técnica presiona al entrenador a poner jugadores, eso está mal. Si yo fuera el técnico no lo aceptaría. Ellos están para elegir al entrenador, no para ponerle jugadores. No es bueno lo que pasa en la secretaría técnica en Boca. El tema que se haya ido (Carlos) Tevez no está bien, no es por culpa de él, es porque las cosas no se están haciendo bien. Veo cosas e indisciplina de algunos jugadores que no había visto en Boca", le dijo el Tano Pernía a Radio Télam.

Luego, el '4' de la época de oro de Juan Carlos "Toto" Lorenzo como entrenador especificó a qué futbolistas se refería: "Hoy veo que jugadores con cuatro o cinco kilos de más, caso (Edwin) Cardona. Doy nombres porque me gusta ser claro, lo ideal es que se ponga a trabajar para bajarlo, no es bueno par él, para sus compañeros y para la institución".

"Encima no viene cuando tiene que estar y ves que a los cinco días está jugando, cuando eso pasa es porque hay una falta de mandamiento del técnico", agregó.

Sobre la gestión del presidente Jorge Ameal, Pernía opinó que "me llama la atención y me hace desconfiar que Juan Román Riquelme maneja mucho el club. Yo al presidente no lo escuché hablar ni una sola vez".

El exfutbolista y expiloto de automovilismo habló también de la polémica eliminación de Boca en la Copa Libertadores ante Atlético Mineiro, cuando fue perjudicado por el VAR. "En el primer partido, el gol fue válido. En el otro fue finito pero, para mi, fue off side", dijo.

Pernía fue crítico con el saliente técnico Miguel Ángel Russo. "Hay técnico para equipos chicos y técnicos para equipos grandes. Más allá de que Miguel haya ganado la Copa Libertadores del 2007, salió campeón jugando como equipo chico. Se crió en la escuela de Carlos Bilardo", apuntó. Y añadió que "salir ahora dos veces campeón en el fútbol argentino, en este fútbol de hoy, con Boca, es fácil".

Para Pernía, la "llave del club no hay que dársela a nadie, ni a Riquelme ni a nadie, sea el ídolo que sea, esto es Boca al cual amo, pero cada cual tiene que cumplir su rol". Al Tano, de 72 años, le llamó la atención que Sebastián Battaglia haya puesto a todos los juveniles en el primer partido que tuvo que dirigir (ante Banfield) pero contra San Lorenzo entraron Cardona y Fabra. "Da la impresión que alguien de la secretaría le dio esa orden".

Por último, Pernía elogió al técnico de Colón de Santa Fe, Eduardo Domínguez. "Me gustaría para Boca", expresó, y no cree que Boca tenga un gran plantel. "Eso lo instaló el periodismo, pero no es así", concluyó. (Télam)