Vélez Sarsfield se cansó de esperar una respuesta positiva del volante Carlos Auzqui, que todavía tiene esperanzas de quedarse en el plantel de Rivar Plate, y aceleró a fondo en las últimas horas por el también mediocampista, aunque de distintas características, el colonista Rodrigo Aliendro.

Pero no solamente con el volante de Colón quiere quedarse el club de Liniers, sino que también pretende "soplarle" al delantero uruguayo Sebastián Sosa Sánchez, que los santafesinos quieren llevarse de Patronato, de Paraná.

Hasta este miércoles parecía que el destino del goleador de los entrerrianos, de 27 años, estaba en Colón, pero hoy Vélez salió en su búsqueda y, también, en la de Aliendro, de 30, para afrontar la fase de grupos de la próxima Copa Libertadores que también disputará el "sabalero".

Es que Auzqui, más allá de River, también está interesado en irse al exterior, en este caso Internacional, de Porto Alegre, ya que el club brasileño acaba de contratar al entrenador uruguayo Alexander Medina, que justamente lo tuvo a sus órdenes en la pasada temporada en Talleres, de Córdoba.

Los 16 millones de dólares que le ingresaron a Vélez por el pase del delantero Thiago Almada a Atlanta United, de la Major League Soccer estadounidense, hacen que los de liniers tengan "caja" como para ir por buenas contrataciones del ámbito local.

Y además, en el caso de Aliendro, quedará libre en Colón a mediados de este año, lo mismo que sus dos compañeros de la kitad de cancha "rojinegra", Federico Lértora (está muy cerca de la Universidad de Chile) y Cristian Bernardi.

Click to enlarge
A fallback.

(Télam)