El argentino Brian Castaño, campeón superwelter OMB, aseguró que la pelea unificatoria con el estadounidense Jermell Charlo, titular AMB, CMB y FIB de la categoría, "va a ser una guerra, no los voy a defraudar".

En la conferencia de prensa realizada hoy para el combate a realizarse el próximo sábado en el AT&T Center de San Antonio, donde Emanuel Ginóbili ganó cuatro anillos de la NBA con los Spurs, Castaño destacó que "estoy en mi mejor momento y disfruto de esto, entonces vamos a dejar todo para llevarnos la victoria y unificar".

El pugilista bonaerense, de 31 años, tendrá el sábado la posibilidad de ser el primer latinoamericano en ostentar simultáneamente las coronas de las cuatro entidades boxísticas más reconocidas y el primero en hacerlo en la categoría superwelter.

"Vengo entrenando muy fuerte durante más de medio año. Hace mucho que estoy metiéndole duro y no tengo presión. Siempre fui visitante, me tocó ir de punto y terminé siendo banca, Voy a dejar todo para llevarme la victoria. Va a ser una guerra y vamos a demostrar por qué estamos acá, en el primer nivel, no los voy a defraudar", añadió.

Charlo, también de 31 años, dijo que considera a Castaño un gran rival y aseguró que. "este es un gran reto y espero ser reconocido, Mi poder puede aparecer en cualquier momento, estoy preparado. El sábado lo verán".

Castaño, que está en Texas acompañado por su esposa Carolina, su papá Carlos, su mamá Verónica, su hermano y sparring Alan, el profesor Matías Erbín, el doctor Marcelo Sánchez y su manager Sebastián Contursi, se concentró en Los Angeles en los primeros días de abril a la espera de este combate.

El pesaje se realizará mañana en el Solana Ballroom del Riverwalk y el tope de la categoría es de 154 libras (69,853 kilos). (Télam)