Unión, de Santa Fe, se encuentra en plena negociación por las continuidades del arquero Sebastián Moyano y del defensor y capitán del equipo Claudio Corvalán, a quienes se les vence el vínculo el próximo 31 de diciembre.

Al margen del aspecto económico, a Corvalán le interesa renovar por dos temporadas y la inquietud de Moyano es contar con mayor rodaje en el arco 'tatengue'.

La permanencia del guardavallas estaría supeditada a lo que acontezca con su par uruguayo Santiago Mele, pretendido por River Plate, Independiente y Deportico Cali, de Colombia.

A la vez, por el club 'albirrojo' esperan para la semana entrante el regreso desde su país del director técnico uruguayo Gustavo Múnua, con quien buscarán cerrar la extensión de su contrato por un año más.

Y a partir de ese momento comenzarán a gestionarse los refuerzos pretendido por el entrenador: dos marcadores centrales; un volante central y otro interno; y dos atacantes, si es que no se logra la continuidad del delantero uruguayo Jonatan Álvez (Télam)