La líbero del seleccionado de Serbia, Sanja Djurdjevic, hizo un gesto burlón hacia las personas con ascendencia asiática en el partido que su equipo estaba jugando contra Tailandia por la Liga de Naciones de vóleibol en Italia y fue castigada por la Federación Internacional (FIVB).

Djurdjevic, de 24 años, pidió disculpas en sus redes sociales, pero igualmente recibió una suspensión de dos fechas en la VNL y la Federación Serbia deberá pagar una multa de unos 22.000 dólares.

"Soy consciente de mi error e inmediatamente después del partido me disculpé con toda la selección de Tailandia. Solo quería dirigirme a mis compañeras como que íbamos a jugar, a defender como ellas, no quise faltarle el respeto a nadie", explicó Djurdjevic en sus redes.

Después de que las cámaras captaran el gesto racista de la líbero serbia (se estiró los ojos con los dedos), ya que la Liga se juega sin público y en formato de burbuja sanitaria por la pandemia, hubo una petición en Internet para que la jugadora fuera sancionada.

La FIVB aplicó una suspensión de dos encuentros, contra Bélgica y Canadá, y una multa económica que "se donará a una causa dedicada a combatir el comportamiento discriminatorio y/o financiar programas educativos sobre sensibilidad cultural".

Por su parte, la Federación de Serbia también publicó un descargo en Facebook, en el que pidieron "sinceras disculpas" al equipo de Tailandia, aunque aseguraron que Sanja Djurdjevic "no quiso faltar el respeto".

"Por supuesto, fue una lástima. Todo terminó como un simple malentendido, en un ambiente amistoso entre las jugadoras de ambos equipos", completó. (Télam)