De la severa mano del Covid-19 la Copa Libertadores de América 2020 terminó como se pudo y en el mismo contexto la 2021 se jugará en clave de una maratón cuya fase de grupos clasificatorios empezará esta semana con seis representantes argentinos: amén de los conocidos de siempre (Boca y River), Argentinos Juniors, Defensa y Justicia, Racing y Vélez.

En rigor, la Copa ahora denominada Conmebol Libertadores ya dejó atrás el primer tramo eliminatorio en el que San Lorenzo cayó a manos de Santos y por extensión tomará parte de la Copa Sudamericana junto con Arsenal de Sarandí, Independiente, Lanús, Newell's, Rosario Central y Talleres de Córdoba.

En el llamado "repechaje" Brasil sufrió la eliminación de Gremio de Porto Alegre con Independiente del Valle, pero de todos modos darán su presente otros siete clubes poderosos: Palmeiras (campeón vigente), Santos (subcampeón), Atlético Mineiro, Flamengo, Fluminense, Internacional y San Pablo.

Argentina lidera la tabla histórica con 25 títulos y 16 subcampeonatos, escoltado por Brasil con 20 y 16, mientras que el tercer escalón del podio corresponde a Uruguay con 8 y 8.

Sostenido por el sorprendente y virtuoso Marcelo Gallardo, en el último lustro River ha sido un abonado a las instancias decisivas, toda vez que ganó la Copa en 2015 y 2018, fue subcampeón en 2019 y alcanzó otras dos semifinales.

A decir de la cátedra, con corona o sin corona River es el mejor equipo de Sudamérica.

Boca la ha ganado media docena de veces (la última de ellas en 2007 con Juan Román Riquelme en un nivel celestial), cayó con River la célebre final en Madrid, resultó eliminado por el Millonario otras dos veces y en otras ocasiones tropezó con adversario en apariencia accesibles, como Defensor Sporting, Newell's e Independiente del Valle.

Aun cuando atraviesa una crisis que pone entredicho e incluso al entrenador Miguel Ángel Russo, el "Xeneize" integrará un grupo más o menos "cordial", el C con Santos, The Strongest y Barcelona de Guayaquil: el miércoles próximo debutará en la altura de La Paz y cerrará a finales de mayo con el propio campeón de Bolivia.

Por su parte River se perfila candidato a terminar primero en el grupo D que integrará con Fluminense, Santa Fe de Bogotá y Junior de Barranquilla (donde juega Teófilo Gutiérrez), que acaba de dejar en el camino a Bolívar.

River abrirá y concluirá frente a los cariocas: el jueves 22 de abril en Río de Janeiro y el 25 de mayo en el Monumental.

La semana próxima será la primera de seis consecutivas de una intensa competencia que tratará de compensar el atraso operado raíz de las dificultades que conlleva la pandemia del Covid-19.

El martes 20, por ejemplo, debutará Argentinos Juniors, frente a Nacional en La Paternal, por un grupo F en el que deberá viajar a Montevideo, a Chile para enfrentar a Universidad Católica y a Medellín para hacer lo propio con Atlético Nacional, flamante vencedor de Libertad de Paraguay.

El martes asimismo se estrenará Vélez con Flamengo en el José Amalfitani de Liniers, por el grupo G que comparte con Liga Universitaria de Quito y Unión La Calera de Chile.

A Racing le ha tocado un grupo (E) en el que se propone como uno de los dos clasificados a los octavos de final en la misma línea que San Pablo y dueño de un potencial a primera mirada superior a Sporting Cristal y su primer oponente, Rentistas, el miércoles próximo en Montevideo.

El aspirante fuera de catálogo, el que dispone de un plantel modesto pero un equipo de lo más rendidor es Defensa y Justicia, doble campeón de la Sudamericana y de la Recopa Sudamericana que en tono de epopeya obtuvo a expensas de Palmeiras en el Estadio Nacional de Brasilia.

El Halcón de Florencio Varela visitará a Independiente del Valle el miércoles próximo en su partido inaugural por el Grupo A en el que también enfrentará a Universitario de Lima y un par de veces más al propio Palmeiras.

La fase final de la sexagésima segunda edición de la Copa Libertadores se definirá por el usual sistema de series de ida y vuelta y el ganador del trofeo surgirá de un encuentro en cancha neutral. (Télam)