El brasileño Fernando Reis, una de las esperanzas de medalla para su país en levantamiento de pesas, fue marginado de los Juegos Olímpicos de Tokio por resultar positivo en un control antidoping al que se lo sometió el 11 de junio pasado.

Reis, que debía competir en la prueba de más de 109 kilos, dio positivo por consumo de una hormona de crecimiento y allí se diluyeron sus posibilidades de pelear por una medalla, tras haber finalizado quinto en los Juegos de Río 2016.

El tres veces campeón panamericano y bronce en el Mundial de 2018 debía partir rumbo a Japón la próxima semana, pero no lo hará tras resultado positivo por segunda vez en su carrera (la primera fue en 2011), informó la agencia de noticias ANSA.

El Comité Olímpico Brasileño (COB) confirmó su baja y también a los elegidos para llevar la bandera durante la ceremonia de apertura del próximo viernes: la judoca Ketleyn Quadris, bronce en Pekín 2008, y el capitán de la selección de voleibol, Bruninho. (Télam)