Las reuniones y fiestas privadas previas al Super Bowl, la final de la liga estadounidense de fútbol Américano (NFL), a celebrarse en la Florida el domingo próximo, podrían favorecer la propagación del coronavirus, según estimó hoy el doctor Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas en los Estados Unidos.

La final, que se jugará el domingo a las 20 (hora de la Argentina), en la ciudad de Tampa, entre Tampa Bay Buccaneers y Kansas City Chiefs, vigente campeón, podría ser un foco de "súper propagación" del coronavirus, que suma medio millón de muertos en EEUU.

El especialista considera que la mejor opción es simplemente tratar de evitar todo tipo de reuniones y asumir que no es el momento de invitar a ningún tipo de fiestas, aunque se traten de las "famosas" y "tradicionales" que se dan cuando llega el Super Bowl.

Fauci dijo en entrevistas televisivas, que ahora no es el momento de invitar a personas a reuniones o fiestas, debido a la posibilidad de que estén infectadas con el coronavirus y puedan enfermar a otras personas.

Los grandes eventos como el Super Bowl siempre son motivo de preocupación por la posibilidad de propagación del virus, reiteró Fauci.

"¿Quieres fiestas con gente con la que no has tenido mucho contacto?", preguntó el especialista en "Today" de la cadena NBC y agregó "uno no sabe si están infectados, así que por difícil que sea, al menos esta vez, no se preocupe y calme su impulso de celebrar ese tipo de fiestas".

La NFL dio a conocer que tendrá listo un paquete individual que se entregará a cada persona que asista al partido en el Raymond James Stadium, donde se espera que haya 22.000 espectadores, que podrían llegar hasta los 25.000 con todo el personal que trabaja durante el evento.

Dentro del paquete se incluye una mascarilla, gel desinfectante y una guía en la que se les indica a las personas todos los protocolos que tendrán que seguir de manera obligatoria, como guardar la distancia social.

En este Super Bowl se dio por primera vez en la historia que un equipo juegue en su propio estadio, como es el caso de los Buccaneers liderado por el mariscal de campo Tom Brady, que jugará su 10ma. final en la historia, las anteriores lo hizo con New England Patriots, siendo probablemente el mejor de la historia.

Por su parte, Kansas es liderado por un marsical de 24 años llamado Patrick Mahomes, quien llevó al equipo al título el año pasado al vencer a San Francisco 49ers y esta llamado a hacer historia en la NFL. (Télam)