Alrededor de un centenar de hinchas del seleccionado argentino se acercaron al hogar que la familia de Lionel Messi posee en la ciudad de Rosario para saludar al futbolista tras la consagración de anoche ante Brasil en la final de la Copa América.

Los hinchas, en su mayoría niños, acudieron a la casa del astro con banderas y camisetas de Argentina y con canciones de aliento hacía la "Pulga" y sus compañeros de equipo.

El futbolista que ahora estará abocado a la renovación de su contrato con Barcelona, de España, salió con barbijo a saludar a los hinchas que se sacaron fotos y abrazaron a su ídolo.

Messi, de 34 años, viajó a Rosario esta mañana en su avión privado junto con los jugadores del seleccionado Giovanni Lo Celso y Ángel Di María, ambos ex Rosario Central. (Télam)