El Clásico Southern Halo, el Clásico Macón y el Clásico Santiago Lawrie serán las pruebas destacadas de un programa de 17 carreras en total que se correrán mañana en el hipódromo de San Isidro.

El Clásico Southern Halo se desarrollará sobre 1.400 metros para caballos de 3 años y más edad. Mientras que el Clásico Macón es una prueba de 1.800 metros con siete ejemplares alistados en las gateras y también se correrá el Clásico Santiago Lawrie sobre 1.000 metros. El programa arranca a las 12.15 hasta las 20.32.

El Clásico Southern Halo se larga a las 17.30 en el undécimo turno y asoma como candidato Vespaciano, un hijo de Daniel Boone con la monta del jockey Adrían Giannetti.

Su récord es de 3 victorias oficiales sobre siete competencias. Su entrenador es Carlos Daniel Etchechoury, uno de los hombres fuertes de San Isidro.

Como enemigo se perfila Hit Empeñoso, un hijo de Hit it A Bomb que será corrido por el jinete cordobés Juan Cruz Villagra.

Su campaña es de dos triunfos oficiales sobre 10 corridas y su cuidador es Omar Labanca, otro eficiente entrenador de San Isidro y Palermo. Este buen caballo defiende los colores del stud Patria Blanca.

El Clásico Southern Halo tiene un premio de 1.242.000 pesos y se correrá en la pista de césped.

Por su parte, el Clásico Macón es una prueba em donde Kodiak Boy tiene grandes chances de alcanzar la victoria. Es un hijo de Treasure Beach y defiende los colores del stud Las Monjitas.

Tiene un récord de tres ganadas sobre ocho corridas. Otra vez Adrián Giannetti será el jockey y otra vez Carlos Daniel Etchechoury será el entrenador. Esta dupla viene teniendo muchos éxitos en los últimos tiempos.

Il Migliore será el enemigo de Kodiak Boy. El hijo de Il Campione irá con la monta del jockey paraguayo Eduardo Ortega Pavón. Su entrenador es Nicolás Martín Ferro, otro poderoso cuidador de San Isidro. Il Migliore corrió hasta hora en cuatro oportunidades y ganó sus dos primeras carreras. Después entró tercero y segundo en su última salida.

San Isidro anunció que mañana hay pozos por más de 27.200.000 pesos a lo largo de la jornada hípica.

En el décimo tercer turno será la hora del Clásico Santiago Lawrie, una prueba de Grupo 3 sobre 1.000 metros y con un premio de 1.130.000 pesos. Habrá cuatro caballos en los partidores y cuatro yeguas.

Senegalesca, una hija de Sebi Halo es capaz de venirse de un tirón hasta el disco. La corre el jockey William Pereyra y la entrena el cuidador Juan Saldivia. Tiene tres victorias oficiales sobre seis presentaciones. Su enemiga es Carameliza, una hija de Le Blues que llevará en su silla al jinete brasileño Francisco Goncalves.

Tarde a todo turf en San Isidro: 17 carreras en total y montón de plata dando vueltas. Hay carreras para todos los gustos y forma. A las 12.15 sonará la primera campana de largada. (Télam)