El futbolista brasileño Dani Alves, acusado de agresión sexual, fue trasladado hoy a otra cárcel de Barcelona para "garantizar su seguridad y la convivencia".

El ahora exjugador de Pumas de México pasó del módulo de Brians 1, donde ingresó el pasado viernes, al Brians 2, según informó Mundo Deportivo.

Las diversas fuentes penitenciarias consultadas por la prensa española indicaron que esta decisión fue para "garantizar la seguridad y la convivencia".

Brians 1, donde Dani Alves pasó las primeras noches detenido, tiene un promedio de 200 internos, mientras que en la 2 hay 80.

Además, según cita Mundo Deportivo, esta nueva cárcel cuenta con celdas individuales y baño privado y evitaría que se filtre una imagen del futbolista en prisión.

Alves seguirá detenido preventivamente ya que la Justicia considera que presenta un elevado riesgo de fuga y Brasil no tiene convenio de extradición con España.

El brasileño, de 39 años, afronta una denuncia en su contra por agresión sexual a una mujer en una discoteca de Barcelona durante la noche del 30 de diciembre y fue detenido el viernes pasado tras presentarse a declarar. (Télam)