El CEO de Tokio 2020, Toshiro Muto, aseguró hoy que trabajan "en todos los escenarios posibles" para la celebración de los Juegos Olímpicos programados desde el 23 de julio al 8 de agosto próximos, en medio de rumores de cancelación y rebrotes de la pandemia de coronavirus. La postura de la organización y del Comité Olímpico Internacional (COI), a partir de la nota periodística que surgió en el diario británico "The Times", es realizar la cita olímpica "en cualquier situación": incluso en caso "de que no haya vacunas efectivas" o "que no se pueda vacunar a un elevado número de gente", según reveló Muto, en conferencia de prensa, un día después de la reunión de la Comisión Ejecutiva del COI. De hecho, según trascendió, la inoculación de vacunas entre atletas extranjeros será una medida sanitaria que promoverá el COI, pero no será obligatoria. "Tenemos que ser muy pacientes con los preparativos para la vacuna", aseguró Muto, quien señaló que cada país "tiene sus propias medidas sanitarias" y agregó que todavía es preciso "discutir sobre distintos futuros escenarios antes de llegar a conclusiones". "Estamos convencidos de que todas estas dudas se despejarán el día de la apertura de los Juegos", afirmó el presidente del comité organizador, Yoshiro Mori. En tanto, el presidente del COI, Thomas Bach, aseguró que "no pierde tiempo en conjeturas" respecto de la realización de los Juegos y que están enfocados en la ceremonia inaugural, para el 23 de julio. DP/PT NA